Sánchez a Casado: "Incluso Abascal le da lecciones de sentido de Estado"




El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha atribuido este miércoles más responsabilidad de país y sentido de Estado al líder de Vox, Santiago Abascal, que al del Partido Popular, Pablo Casado, a quien le ha espetado: "No hay quien le entienda".


La primera sesión de control al Ejecutivo en el Congreso en el nuevo periodo de sesiones ha sido el escenario de un cruce de reproches entre Sánchez y Casado en el que el primero ha ironizado con la moderación demostrada por el líder del PP para compararle con el de Vox.

"Es usted tan aparentemente moderado que incluso el señor Abascal le da lecciones de responsabilidad con el país y de sentido de Estado", le ha afeado después de que Vox, con su apoyo, permitiera que saliera adelante la semana pasada el decreto sobre los fondos europeos.

En ese argumento ha insistido poco después en respuesta a otra pregunta del propio Abascal, a quien ha comentado que, con independencia de que su noción sobre el interés general es radicalmente opuesta a la suya, "en algunos momentos de destello usted demuestra más responsabilidad de país y sentido de Estado que el líder de la oposición".

Sánchez ha pedido a Casado que haga una oposición "distinta" y "útil" en lugar de verter mentiras "simplemente porque le convenga".

Le ha reprochado que le pida la dimisión del exministro Salvador Illa y censure su marcha o que cuestione el mando único al tiempo que reclama más competencias para las autonomías. Continúa -ha criticado el presidente del Gobierno- "con la misma mala sombra que proyecta desde que lidera el PP".

El líder de la oposición ha acusado al Ejecutivo de "mutilar" un informe del Consejo de Estado acerca del decreto de los fondos europeos, que según Casado el Gobierno quiere repartir "sin control".

"¿Por qué quiere repartir los fondos europeos sin control? ¿Qué quiere ocultar, que voluntades quiere comprar?", ha interrogado el líder conservador, que no ha obtenido respuesta del presidente del Gobierno, como han afeado los dirigentes del PP desde la tribuna y desde la dirección del partido.

Casado ha recordado a Sánchez que "los ERE devoraron" a sus "antecesores" y ha censurado que el Gobierno presentase un "decretazo de fondos europeos" y lo salvase con "los euroescépticos de Bildu y Vox".

"Ha pintado su Frankestein de verde. Tanto sacar la foto de Colón y se ha metido en la foto del Capitolio, cualquier día le vemos con cuernos de bisonte", ha ironizado el presidente del PP.

Casado ha acusado al Gobierno de "señalar periodistas" y de usar "juegos de trileros" para destruir "todos los contrapesos institucionales" y ha alertado: por donde Sánchez pasa "no crece la hierba" porque "todo lo que toca sale mal" y "hay quien dice que es gafe".

"Declara al virus vencido y le llegan otras dos olas, pone su pegatina en la vacuna y le dejan de llegar, anuncia brotes verdes y le cae el PIB al nivel de la Guerra Civil, encarga a Illa otro tripartito en secreto con ERC y le hacen aceptar en público la mesa de amnistía y autodeterminación", ha enumerado Casado.

Tras las críticas de Casado, Sánchez ha ofrecido unidad y ha pedido que el principal partido de la oposición modifique su estrategia tras las elecciones de Cataluña y deje la confrontación.

En la pregunta posterior, Abascal ha acusado a Sánchez de no actuar en beneficio del interés general y de hacer del Congreso "una especie de mercado negro en el que se trafica con la soberanía nacional y se entrega al postor más ventajista".

Como ejemplo de que el Ejecutivo no vela por ese interés general ha citado la situación en Canarias, comunidad que ha dicho que el Gobierno ha condenado a la inmigración masiva, la inseguridad y la ruina mientras los inmigrantes ilegales se bañan en las piscinas de hoteles cerrados a los turistas.

También le ha reprochado que aplauda el cierre de cuentas de Vox en las redes sociales por denunciar la inseguridad y criminalidad que ha asegurado que provocan los menores inmigrantes, y que incite al odio contra su partido en Cataluña.

Ha pedido que pueda haber unas elecciones libres en Cataluña y que ni la Generalitat ni la vicepresidencia, en alusión a Pablo Iglesias, "nos envíen a sus energúmenos"

El presidente del Gobierno ha defendido su gestión ante las críticas de Abascal ya que ha asegurado que demuestran su defensa del interés general frente a actitudes de Vox que provocan la polarización y la división y entre las que ha citado el uso de las redes sociales para difundir mentiras. 

Publicar un comentario

0 Comentarios