El esloveno Primoz Roglic volvió a vestirse con el maillot rojo de líder de la Vuelta a España este martes, tras imponerse en la 13ª etapa de la Vuelta a España, una contrarreloj de 33,7 km entre Muros y el mirador de Ézaro, en Dumbría (Galicia).

En el intercambio de golpes que están llevando a cabo ambos corredores en esta ronda española, Roglic (Jumbo) arrebató el liderato al ecuatoriano Richard Carapaz (Ineos), que se había enfundado el jersey rojo el pasado domingo, quitándoselo al esloveno, que vestirá de rojo por octavo día (por los cinco del sudamericano).

Roglic fue el más rápido en la contrarreloj con final en un dura subida de 1,5 km al mirador de Ézaro, aventajando en la meta al estadounidense William Barta (CCC) por un solo segundo y en 10 al portugués Nelson Oliveira (Movistar).

“Hacía mucho tiempo que no ganaba una crono así que ha sido un gran día. Me he sentido fuerte, pensé que iba a sufrir más, pero he tenido buenas sensaciones”, dijo Roglic tras la carrera.

El nuevo líder de la Vuelta no había vuelto a disputar una contrarreloj desde el 19 de septiembre en la ‘crono’ de La Planche des Belles Filles, donde perdió el maillot amarillo del Tour de Francia en beneficio de su compatriota Tadej Pogacar, la víspera de la llegada final a París.
Este martes, el esloveno superó en 49 segundos en la llegada a Carapaz, 7º clasificado de la etapa, que se queda segundo en la general a 39 segundos de Roglic en el inicio de la última semana de la ronda española, que finaliza el domingo en Madrid.

“Mejor estar 39 segundos por delante que por detrás”, dijo Roglic, que acumula ya cuatro victorias de etapa en esta edición de la ronda española.
Este martes, el esloveno superó en 49 segundos en la llegada a Carapaz, 7º clasificado de la etapa, que se queda segundo en la general a 39 segundos de Roglic en el inicio de la última semana de la ronda española, que finaliza el domingo en Madrid.

“Mejor estar 39 segundos por delante que por detrás”, dijo Roglic, que acumula ya cuatro victorias de etapa en esta edición de la ronda española.
Uno de los principales damnificados en la etapa del día fue el español Enric Mas (Movistar), quinto clasificado en la general, que ve alejarse sus posibilidades de podio tras volver a perder tiempo en la contrarreloj.

“Para mí hoy ha sido un desastre. No encontraba ritmo, no encontraba buena posición encima de la bici de contrarreloj”, afirmó Mas, tras llegar en 16ª posición a 1:43 del ganador de la etapa.

La principal baza del Movistar para esta Vuelta aseguró solo pensaba en descansar y “ya a partir de mañana hablaremos entre nosotros cómo plantear el desarrollo de las próximas etapas, cómo enfocar esta última semana de la Vuelta e intentar seguir peleando por ese podio”.

El español se mantiene en la quinta posición de la general a 3:23. del maillot rojo.

El miércoles tendrá lugar la 14ª etapa de la ronda española, un largo recorrido de 204,7 km entre Lugo y Orense con tres altos de tercera categoría.

Artículo Anterior Artículo Siguiente