En declaraciones a los medios de comunicación, ambos portavoces han recriminado al primer edil "haber protagonizado" en las últimas semanas varias polémicas al frente del Ayuntamiento, como "las presuntas presiones a las asociaciones hosteleras para evitar que comparezcan con la oposición" o el uso del gabinete de prensa para "desmentir falsamente un bulo contra el Consell que, más tarde, se descubrió que partía del propio PP".

"Estas actuaciones del alcalde, unidas a su continua acción caciquil y autoritaria al frente del Ayuntamiento de Alicante, constituyen una clara falta de respeto a las alicantinas y los alicantinos, generan un perjuicio claro al compromiso con la transparencia que deben adoptar los y las representantes públicos y deslegitiman a Barcala, por lo que ambas formaciones exigen su dimisión", han declarado.

Para el portavoz socialista, el alcalde "ha tenido oportunidad de argumentar y responder y clarificar estas presuntas coacciones, intimidaciones y mentiras", pero "no lo ha hecho" y ha intentado "salir por la tangente". Por ello, Sanguino considera que "ya no es el momento de darle la oportunidad de que comparezca porque lo debería haber hecho él directamente"

Por su parte, Unides Podem cree que "esta reprobación se sustenta en las mentiras del alcalde al resto de portavoces y en las presuntas presiones de Barcala hacia los hosteleros, que es el alcalde de un gobierno oscuro".

El portavoz, Xavier López, ha indicado que "este tipo de actitudes son impropias de un alcalde" y ha considerado que "denotan que el mandato de Barcala está completamente agotado y que el alcalde supone un lastre para la ciudad".

El portavoz de Unidas Podemos ha lamentado que "nadie haya asumido ninguna responsabilidad por el bulo de la hostelería para dañar al Consell" y cree que el alcalde, como máximo responsable, "ha preferido mirar para otro lado y esconderse en vez de dar las explicaciones pertinentes, pese ha que ha tenido varias oportunidades de hacerlo".

Por ello, ambas formaciones presentarán de manera conjunta en el pleno del próximo 26 de noviembre una iniciativa con el objetivo de reprobar al alcalde de Alicante, el 'popular' Luis Barcala.