"En política nadie tiene las verdades absolutas, siempre se puede aprender del otro", ha declarado tras una reunión con el alcalde de València, Joan Ribó, sobre las diferencias con los socialistas por el presupuesto de su Conselleria de Igualdad y las medidas contra el coronavirus.

Oltra, que viene defendiendo el cierre de bares y restaurantes y adelantar el toque de queda, ha remarcado que "obviamente" lo que reivindica es "la seña de identidad del Botànic: el diálogo, escuchar unos a otros y llegar a acuerdos". "Las críticas siempre las encajo con una sonrisa, aunque ahora la tapa la mascarilla", ha manifestado.

A su juicio, esto es lo que ha hecho "fuerte" al gobierno valenciano desde 2015 y lo que le ha permitido poner en marcha políticas que ponen a las personas en el centro, lo que ve como un ejemplo para el resto de España.

Pero la base del Botànic, ha reivindicado la también portavoz del Consell, es la "cultura política" del acuerdo, el diálogo, "escuchar y saber que diferentes miradas al servicio de un proyecto común enriquecen ese proyecto". "La pluralidad es un valor añadido", ha remachado.

Hace unos días, Oltra aseguró en una entrevista televisiva que la relación con el PSPV es mejorable y pidió que "se escuche más a Compromís" a la hora de tomar decisiones. También advirtió que el "acercamiento" de los socialistas a Ciudadanos en las negociaciones de los presupuestos "aleja los objetivos" de la coalición.