La Policía Local de Alicante ha disuelto ocho fiestas en domicilios, ha interpuesto 55 denuncias por incumplir el toque de queda, ha detenido a dos personas por un presunto delito de atentado a la autoridad y ha sancionado a seis locales de ocio por no cumplir las medidas establecidas para frenar la pandemia.

El operativo de refuerzo nocturno de los fines de semana ha disuelto ocho en viviendas con más personas de las permitidas,. Las celebraciones habían sido denunciadas por los vecinos por ruido y molestias. Los asistentes se encontraban sin mascarillas e incumpliendo las medidas de seguridad, ha informado el consistorio en un comunicado.

Por ello, los agentes policiales se desplazaron hasta el lugar e interpusieron denuncias en las calles Roselló, Alona, Curricán, Geógrafo, Rey Pastor, Cid, San Juan de Dios, Pasaje Penalva y Pantaleón Boné, entre otras.

En el dispositivo de vigilancia de tráfico, concretamente en el control de alcoholemia establecido en la avenida Mártires de la Libertad, los agentes han impuesto 16 actas por incumplimiento del toque de queda, cinco diligencias judiciales a personas por conducir bajo las influencias del alcohol y una administrativa, así como un atestado por carecer de permiso de conducción que lo tenía retirado judicialmente.

Durante la pasada noche, la Policía Local también ha interpuesto cuatro actas por no llevar mascarilla y seis denuncias por mantener grupos en la vía pública de más de seis personas, algo que no está permitido.

En la vigilancia de los establecimientos de hostelería, los agentes policiales han puesto de manifiesto el "amplio cumplimiento que está realizando el sector". No obstante, durante la noche han sancionado a seis locales de ocio, tres de ellos con actas por no cumplir las distancia de seguridad, dos por fumar en el establecimiento y sin mantener distancias y una por permitir consumo de drogas en el establecimiento.

Por último, en materia de auxilio ciudadano, los policías han atendido tres rescates en domicilios de personas mayores por caídas y sobre las 23.44 horas reciberon una denuncia que alertaba de que una persona había entrado en una obra. Los agentes policiales localizaron al hombre, que presentaba un elevado estado de embriaguez y que se encuentra muy desorientado.

El concejal de Seguridad, José Ramón González, ha agradecido a los ciudadanos el "gran cumplimiento" y la "responsabilidad ejemplar que están demostrando para que podamos hacer frente y acabar cuanto antes con esta pandemia" y ha pedido "sensatez y conciencia para evitar estas fiestas de una minoría que están siendo focos de contagio al no mantener las medidas sanitarias y de seguridad".

"Seguimos en estado de alarma y peleando contra el coronavirus. Debemos evitar reunirnos en grupo y ser responsables para no dar ningún paso atrás", ha agregado.

DETENCIÓN

Asimismo, la Policía Local ha detenido esta madrugada a dos personas acusadas de un presunto delito de atentado a la autoridad, alteración del orden público y agresión a los agentes.

Según fuentes policiales, los hechos ocurrieron sobre las 23.40 horas en la calle Hermanos Álvarez Quintero, cuando fueron requeridos por una mujer que denunciaba que un hombre se encontraba miccionando sobre su vehículo, acompañado por otra persona. Al recriminarle y pedirle que dejara de hacerlo, ambos comenzaron a insultarla y agredirla.

Hasta el lugar se desplazaron dos dotaciones policiales. Cuando intervinieron para proteger a la víctima, los dos hombres comenzaron a agredir a los policías, por lo que fueron reducidos y detenidos por un presunto delito de atentado a la autoridad y agresión.

 

Artículo Anterior Artículo Siguiente