La familia del menor de Petrer (Alicante) que falleció tras acudir cinco veces a Urgencias del Hospital General de Elda ha emprendido acciones judiciales al considerar que se cometió un delito de "imprudencia grave".

El caso se ha conocido después de que Marta Gonzálvez Alba, la madre del menor fallecido, de 8 años, denunciará a través de sus redes sociales que su hijo murió "después de haber acudido cinco veces a urgencias" en tres días. Donde también aseguraba que al pequeño no le hicieron "ni una ecografía ni una analítica de sangre" y que el personal alegó que no se le practicaron más pruebas debido al coronavirus.

Tras el fallecimiento del menor, la familia acudió al juzgado de guardia, que ha abierto procedimiento penal con diligencias previas. Y es que, según la abogada de la familia, Raquel Sánchez Navarro, la defensa "va a insistir en mantener abierta esa vía penal al considerar que se ha cometido un delito por imprudencia grave". Asimismo, ha manifestado que los resultados de la preautopsia a los que ha tenido acceso la familia han desvelado que el menor murió a causa de una peritonitis.

Desde el Departamento de Salud de la localidad de Elda, por su parte, se ha abierto una investigación y se ha puesto "a disposición de los parientes para colaborar en el esclarecimiento de los hechos" que han desembocado en "tan triste suceso".

El departamento de salud explica en un comunicado difundido, esta semana, que la dirección médica del hospital tuvo conocimiento de los hechos, "ha recabado toda la información clínica para aclarar las circunstancias que derivaron en el fallecimiento del menor", mientras que el Servicio de Pediatría del centro ha facilitado los informes clínicos a la familia.