Mientras el presidente Donald Trump daba el discurso más antisistema de su mandato, algunas de las principales emisoras de televisión de Estados Unidos, como ABC, CBS y NBC, interrumpían al unísono su retransmisión en directo en horario de máxima audiencia, mientras Fox News, la referencia informativa del Partido Republicano, desmentía sus palabras.

La ruptura en el canal de noticias conservador se está haciendo más profunda cada vez que Trump repite sus acusaciones de fraude electoral. “No hemos visto nada que constituya un fraude o un abuso del sistema”, decía el corresponsal de la Casa Blanca para Fox News, John Roberts, en directo desde la misma sala de prensa en la que segundos antes habló el presidente. En el plató de informativos, en Nueva York, los presentadores repetían una y otra vez. “No hemos visto ninguna prueba”.

Artículo Anterior Artículo Siguiente