Una vivienda de la localidad alicantina de Torrevieja ha registrado esta madrugada una fuerte explosión de gas que ha arrasado con la tabiquería y ha obligado a desalojar a los vecinos del edificio. 

Según ha informado el Consorcio Provincial de Bomberos de Alicante, la explosión tuvo lugar sobre las 6.15 horas en una vivienda de la Avenida Diego Ramírez Pastor, con el cruce con la calle Apolo. Hasta nueve bombonas de butano, tres de cámping gas, varios botes de pintura y latas de gasolina han sido halladas en la vivienda.

Un portavoz de los bomberos que han trabajado en el edificio ha informado que las bombonas de butano estaban "estratégicamente repartidas" por el domicilio.

La Guardia Civil sigue buscando al dueño de la vivienda, y varios vecinos han desvelado que esa persona es "bastante conflictiva" y que les había amenazado en el pasado con "volar" el edificio. 

La explosión, muy potente, arrasó con toda la tabiquería de la vivienda, incluso con la pared medianera de la casa colindante. Se evacuó el edificio y la Guardia Civil se ha encargado de la investigación de las causas.

Como consecuencia del incidente, vehículos aparcados en la calle resultaron dañados por la onda expansiva y se cayeron varios cascotes a la vía pública. 

Por su parte, el ayuntamiento torrevejense ha reubicado en una residencia de ancianos a uno de los vecinos afectados, y ha informado de que harán lo propio en otros lugares a los vecinos que lo necesiten por los daños materiales provocados por la onda expansiva.

En principio y según el consistorio, las plantas dos y tres se encuentran en buen estado para que los vecinos puedan, a lo largo del día, regresar a sus viviendas.