Un total de nueve municipios han suspendido la actividad lectiva en todos su centros educativos, mientras que otros cuatro han cerrado toral o parcialmente.

Así, nueve ayuntamientos de la Ribera Alta y Baja han comunicado a la Conselleria de Educación la decisión de suspender las clases en todos los centros educativos debido a las intensas lluvias.

Se trata de Algemesí, con 5.238 estudiantes afectados; Almussafes (1.580); Alzira (7.580); Benifaió (1.389); Carlet (2.842); Castelló de la Ribera (1.192); Gavarda (128), Montroy (217) y Sollana (528).

Además, hay cuatro consistorios que han cerrado total o parcialmente cinco centros educativos por problemas de inundaciones o dificultades en los accesos.

En concreto son: en Castelló de la Plana, el CIPFP Costa de Azahar (447 alumnos); Guadassuar, EI Prada, con 73 alumnos; Llaurí, el CEIP Sant Blai (Aulario de Infantil, con 30 alumnos) y Sueca (CEIP Carrasquer y CEE Miquel Burguera, en total 460 alumnos).