El principal selectivo bursátil español recogió beneficios el jueves, poniendo fin a una racha de tres jornadas consecutivas al alza por las noticias de la vacuna de Pfizer y BioNTech, mientras los inversores volvían a poner el foco en la pandemia y en sus consecuencias económicas de cara a fin de año.

La segunda ola de coronavirus empujó el movimiento de las bolsas el jueves, castigando a los valores que más subieron en las últimas jornadas. De esta forma, los valores expuestos a los viajes fueron protagonistas de las mayores caídas en el selectivo español, así como por parte del sector bancario. IAG y Amadeus perdieron un 3,30% y un 4,489% respectivamente. BBVA y Santander, por su parte, se dejaron un 1,68% y un 1,29%.

La corrección en el Ibex-35, que se dejó un 0,87% hasta los 7.726,0 puntos, se produjo en paralelo al comportamiento de sus homólogos europeos, que vieron como perdía gas el repunte tras el anuncio de Pfizer y retrocedían tras tocar máximos de ocho meses.

Los datos procedentes de Reino Unido, además, que reflejaron como su economía creció un 1,1% entre agosto y septiembre —una cifra menor de la prevista— sembraron más dudas que esperanzas mientras se espera a que la inoculación anti-COVID-19 de la farmacéutica estadounidense sea una realidad.

“Los operadores están empezando a darse cuenta de que, aunque un medicamento tenga una tasa de éxito muy alta en las últimas etapas de los ensayos, el proceso de obtener la aprobación y conseguir que se ponga en marcha podría llevar mucho tiempo”, dijo David Madden, analista de CMC Markets UK.

En el resto del sector bancario, Caixabank cedió un 1,13%, Bankia perdió un 0,28%, Sabadell se anotó un 0,86% y Bankinter se dejó un 0,49%.

Entre los grandes valores no financieros, Telefónica retrocedió un 0,02%, Inditex cedió un 1,64%, Iberdrola se revalorizó un 0,79, y la petrolera Repsol perdió un 4,16%.

Las tecnológicas fueron las que más despuntaron, con Cellnex a la cabeza subiendo un 1,11%, tras comunicar las condiciones de la operación con las que comprará activos del grupo hongkonés CK Hutchison Holdings Limited en Europa por un total próximo a los 10.000 millones de euros.


 

 

Artículo Anterior Artículo Siguiente