A principios del mes de agosto, agentes pertenecientes al Grupo de estupefacientes de Policía Judicial de la Comisaría de Elche iniciaron una investigación, que se centró en una primera fase en identificar a todos los componentes de un grupo criminal que se dedicaban a la venta de varios tipos de sustancia estupefaciente, ha informado la Policía Nacional en un comunicado.

A través de vigilancias discretas realizadas sobre estas personas, los encargados del caso averiguaron que disponían de dos viviendas ubicadas en el barrio del Palmeral de esta ciudad, que eran utilizadas como puntos negros de venta y almacenaje de drogas.

Uno de estos narcopisos era utilizado como punto de venta de sustancias estupefacientes a terceras personas y la otra vivienda estaba destinada como almacén, donde guardaban y custodiaban las drogas.

Al intentar entrar en ambas viviendas, los agentes observaron que los inmuebles poseían unas elevadas medidas de seguridad, como puerta doble acorazada o ventanas blindadas para así dificultar la entrada policial y destruir o deshacerse de la droga.

Una vez en el interior de los domicilios, los policías procedieron a la detención de tres personas como presuntos responsables de tráfico de drogas y pertenencia a un grupo criminal.

En el registro efectuado en la primera vivienda, se incautaron diversas dosis individualizadas de marihuana lista para su venta, 88 gramos de hachís, cuatro gramos de cocaína, una bolsa con más de 100 gramos de marihuana o básculas de precisión, entre otras.

En la segunda vivienda, habilitada como lugar del almacenaje, se intervinieron 67 plantas acogolladas, 20 gramos de cocaína, 25 gramos de cocaína de corte, 800 gramos de marihuana, dinero en metálico, diversas armas, tales con una espada katana y una pistola 9 mm apta para hacer fuego con munición en su interior.

Los arrestados, todos ellos de edades comprendidas entre 23 y 27 años, han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción en funciones de Guardia de Elche.