Agentes de la Policía Nacional han desarticulado en Alicante un punto de venta de droga y foco de contagio de Covid-19y han detenido a cuatro personas, según ha informado Jefatura en un comunicado.

Los arrestados, de entre 25 y 29 años, están acusados de un delito de tráfico de drogas y pertenencia a grupo criminal. La investigación se centró en un local destinado como club de socios de fumadores de marihuana y hachís que incumplía diversos requisitos administrativos graves y desde el que se estaba distribuyendo sustancias estupefacientes al menudeo a todo aquel que lo deseara, principalmente marihuana y hachís. Contaba con más de 1.300 socios.

La información llegó hasta los agentes a través de los servicios dispuestos por las comisarías para la interrelación entre los ciudadanos y los Agentes de Policía, la Unidad de Participación Ciudadana. Este contacto puede ser a nivel particular o a través de asociaciones o instituciones y supone una gran colaboración en el hallazgo de infracciones penales de todo tipo. En este caso facilitó la localización de un punto de venta de droga donde se congregaba un número importante de personas.

Una vez recibida la información, el Grupo de Estupefacientes de la Unidad de Delincuencia y Crimen Organizado de Alicante puso en marcha el correspondiente dispositivo policial especial para comprobar la veracidad de los hechos y desarticular el punto de venta de droga.

En colaboración con el Grupo de Estupefacientes, el Grupo Operativo de Respuesta de la Comisaría de Distrito Centro comprobó, tras varias vigilancias, la gran confluencia de gente, tanto dentro como fuera del establecimiento, donde se producía la adquisición y el consumo de sustancias estupefacientes.

Tras ello, los agentes pusieron en conocimiento del juzgado lo ocurrido, el cual decretó la entrada y registro al local. Se habilitó un operativo en el que los policías encontraron en el establecimiento cinco kilogramos de cogollos de marihuana dispuestos para ser vendidos al menudeo, 48 cigarrillos tipo porro preparados para su venta y dinero en efectivo producto de la actividad ilícita.

En el momento de la entrada y registro se hallaban en el interior 21 personas, de las cuales se detuvo a cuatro de ellas por un delito de tráfico de drogas y pertenencia a grupo criminal y se sancionó a 10 por consumo o tenencia de sustancias estupefacientes. 

21 propuestas de sanción

En el desarrollo de la actividad ilícita se traficaba con sustancias estupefacientes incumpliendo las limitaciones sanitarias impuestas por la Generalitat Valenciana en respuesta a la situación a la pandemia de la Covid-19, como no llevar mascarilla o ausencia de distanciamiento de seguridad, por lo que se expidieron 21 propuestas para sanción administrativa.

El operativo también contó con la participación de la Unidad Adscrita a la Comunidad Valenciana de la Policía Nacional competente en la inspección administrativa del local, resultando sancionado por incumplimientos de medidas preventivas sanitarias contra el coronavirus, sobrepasar las restricciones de aforo y no mantener el distanciamiento social permitido entre asistentes.

En concreto, se sancionó a cuatro de sus trabajadores por estos hechos y a su responsable del local por desempeñar una actividad diferente a la de la licencia. Además, se observaron irregularidades en las salidas de emergencia y falta de extintores. Los agentes continúan trabajando para la detención de otros miembros directivos de la asociación que se encuentran actualmente en Francia.