Así se ha pronunciado el síndic de Cs en rueda de prensa posterior a la Junta de Síndics respecto a las propuestas fiscales que han propuesto Compromís y Unides Podem y que están negociando los tres socios. Preguntado sobre la posibilidad de aplicar nuevos tramos del IRPF, Cantó ha pedido "esperar a que se pongan de acuerdo entre ellos" para valorarlo, aunque ha remarcado que el president, Ximo Puig, le dijo en su reunión que "no iba a haber ninguna subida de impuestos".

En este sentido, ha manifestado que "parece que están negociando esto", pero no ha visto "en ningún lado que el PSPV haya aceptado". Por ello, ha pedido que "si van a subir impuestos, no se hagan trampas al solitario", y ha insistido que "en principio" no es favorable a que se suban los impuestos "a nadie".

"Puig me dijo una cosa, y yo por ahora confío en su palabra, no tengo razones para pensar que ha cambiado lo que me dijo", ha manifestado, al tiempo que ha apostado por "ver en qué acaba esa negociación" -entre PSPV, Compromís y Unides Podem- para "valorar qué quieren hacer".

También ha defendido su apuesta por la colaboración público-privada para construir residencias de mayores, y ha criticado a Compromís, que "solo quiere apretar más a la sociedad", y les ha acusado de "solo hablar de 'més impostos'".

MATA: "EN NINGÚN CASO HABRÁ SUBIDA DE IMPUESTOS"

Por parte del PSPV, el síndic, Manolo Mata ha afirmado: "En ningún caso habrá subida de impuestos como en los cinco años del Govern del Botànic, donde dos millones de personas han pagado menos, y no llega a 100.000, más", y ha insistido en que "el Botànic no ha subido los impuestos y seguirá sin subir los impuestos".

Mata ha explicado que existen "tres elementos de trabajo" respecto a los presupuestos, que incluyen "lo aprobado por unanimidad" en el Consell (ley de acompañamiento y presupuestos), que "siguen la hoja de ruta marcada en 2017 de justicia fiscal; el pacto de reconstrucción, que dice que no se subirán los impuestos a las clases medias y bajas; y lo que ha hecho el gobierno de España, que "sube los impuestos a las rentas más altas del capital".

Asi, ha defendido que "no es lo mismo la justicia fiscal" que la subida de impuestos, y que si se habla de subidas "habrá que explicar a quién". "No vamos a subir los impuestos a las clases medias y bajas", ha insistido.

Desde Compromís, el portavoz parlamentario, Fran Ferri, ha instado a Cantó a que se "aclare" ya que "un día dice que no quiere impuestos para clases medias y bajas y cuando se le pregunta si es clase media alguien que cobra más de 140.000 euros en sueldo no responde, y luego dice que no quiere que se suban impuestos en general".

En términos similares se ha expresado la síndica de Unides Podem, Naiara Davó, que ve a Cantó "descolocado", y ha criticado sus "shows" en "defensa de los más privilegiados" y ha insistido en que su formación "va a estirar hacia una reforma fiscal progresiva" en la que las rentas medias y bajas "no tengan tanta carga como los grandes patrimonios".

LAS NEGOCIACIONES "ESTÁN LLEGANDO A BUEN PUERTO"

Por otra parte, la síndica de Unides Podem, Naiara Davó, se ha referido a las negociaciones entre los socios del Botànic respecto a las propuestas de fiscalidades que realizaron tanto su grupo como Compromís, y ha considerado que están "llegando a buen puerto" para presentar una enmienda "botánica" a la ley de acompañamiento.

"Yo no conozco a muchas personas que cobren 200.000 euros al año, pero sí a mucha gente que necesita ayuda de su gobierno", ha manifestado, y ha considerado que "hay margen para subir el IRPF al igual que el de patrimonio" y apostar por una "mayor preogresividad" que permita "bajar los alquileres".

Así, ha apuntado que hay cuestiones en las que han "coincidido desde el primer momento" como la lucha contra el fraude fiscal, con su propuesta de publicar las listas de morosos y de nuevos impuestos como el de las viviendas vacías. No obstante, sí ha señalado que hay puntos en los que no tienen "concordancia al 100%".

El síndic de Compromís, por su parte, no ha querido manifestarse sobre "acuerdos en los que todavía no tengo el sí" ya que "sería más esoterismo que otra cosa". No obstante, Ferri ha destacado que hay "voluntad de ver y trasladar a una redacción técnica" las posibles "enmiendas de cara a los presupuestos", en los que a su juicio encajarían "la gran mayoría de propuestas de Compromís y de Unides Podem".

En este sentido, ha defendido el trabajo de "muchos meses" que pueda acabar en acuerdo entre los tres grupos en la línea que defienden organismos como la Unión Europea y la OCDE de avanzar en la "fiscalidad verde" o del FMI de que "quien más estén ganando, ayuden a salir de la crisis".

Por su parte, el síndic socialista, Manolo Mata, ha aseverado que "no se está hablando de figuras impositivas que afecten al conjunto de la población" como la tasa turística, la de aparcamiento en centros comerciales o la de bebidas azucaradas.

Respecto a los impuestos, Mata ha defendido que la gente que cobra menos de 35.000 euros al año "paga menos en 2020 que en 2015" y que "las 22.500 personas que pagan impuesto sobre el patrimonio, como antes tenían una bonificación del 90%, ahora están pagando más".

PP: "PUIG MIENTE"

Por parte del PP, la portavoz adjunta, Elena Bastidas, ha aseverado: "Vemos cómo Puig miente a los valencianos, hace poco decía que no se iban a subir los impuestos pero hemos conocido con perplejidad que nos ha engañado, y lo sabemos en un momento es que los valencianos no cobran los ERTE, cuando no cobran la dependencia o el Ingreso Mínimo Vital".

Así, ha indicado que no es momento de subir los impuestos, "máxime cuando en estos cinco años, desde que gobierna el Botànic, ya se le han subido mucho a los valencianos".

También desde Vox, el portavoz adjunto, José María Llanos, ha aseverado que su grupo tiene una "postura muy clara": "Creemos que la mejor solución para la ciudadanía es bajar impuestos, no subirlos y mucho más en estas circunstancias de grave crisis".