La Coordinación médica y pediatría del centro de salud de Banyeres de Mariola (Alicante) ha salido en defensa de un menor y a desmentir que haya estado afectado por Covid-19 tras un doble "error" que ha llevado a vivir un fin de semana de "lamentable situación de acoso", tanto al propio estudiante como a su familia y a un entrenador deportivo: desde Sanidad de Alcoy informaron a su IES que era positivo pese a no serlo y el centro escolar no eliminó su nombre en el mensaje que, por protocolo, se comunica a las familias del aula.
Uno de los receptores del mensaje del IES lo difundió por redes sociales. A partir de ahí, se desencadenó una campaña "de acoso totalmente injustificada y reprobable contra la familia del menor y el entrenador deportivo", según explica en un comunicado el centro de salud de Banyeres, que insta a reflexionar a los padres "protagonistas" de ese hostigamiento y a quien desde el centro difundió el nombre del menor: "cómo se sentirían si sus hijos hubieran sido los implicados, posibilidad que, en la situación actual es muy posible".

El comunicado del centro de salud se ha publicado en la página de Facebook del Ayuntamiento de Banyeres, ya que el ambulatorio no dispone de red social, por lo que se ha posibilitado así la utilización de la del consistorio como para dar a conocer lo sucedido y como información de servicio. El alcalde, Josep Sempere, ha afirmado en declaraciones a Europa Press que desconoce lo ocurrido y ha pedido prudencia. "Hacemos una llamada a la calma en la lucha contra el Covid y al respeto entre vecinos y vecinas", ha indicado el primer edil.

Según explican desde el centro de salud en el comunicado recogido por Europa Press, al menor involucrado se le descartó la Covid mediante un test de antígenos, tras haber estado unos cuantos días de febrícula. Tras comprobar en la consulta de pediatría la negatividad de la prueba y la normalidad clínica del menor, se le indicó al padre que podía realizar vida normal, incluida la práctica de fútbol u otro deporte.

Sin embargo, por un "error administrativo", desde Sanidad de Alcoy se comunicó al instituto "su falsa positividad". Y en ese momento, se activó el protocolo de comunicación a los padres del aula. Según fuentes de la Conselleria de Educación consultadas por Europa Press, el protocolo de gestión de casos en los centros educativos establecido por Sanidad fija que los colegios e IES deben comunicar a las familias de cada aula la detección de un caso positivo entre el alumnado del grupo.

En este caso, el Departamento de Salud comunicó al centro educativo la detección de un caso positivo con la orden de que transmitiera la información a las familias del alumnado del aula, así como las condiciones de aislamiento que debían seguir los integrantes de dicho grupo. El centro transmitió la comunicación del Departamento de Saluda a cada familia, individualmente, a través de mensajes vía la plataforma ITACA. Sin embargo, en ese mensaje, "por error", no se eliminó el nombre del caso positivo.

Ante esta situación, desde el centro de salud se detalla que se desencadenó una campaña de acoso "totalmente injustificada y reprobable contra la familia del menor y el entrenador deportivo", hasta el punto de que la familia tuvo que verificar que no sufrían Covid con un test PCR que también dio resultado negativo.

Desde el centro de salud, entendiendo el "contexto de ansiedad" que genera la pandemia, ha decidido lanzar el comunicado para aclarar lo ocurrido, criticar la difusión de los datos del menor y para "denunciar la injustificada y exaltada reacción de algunos padres contra la familia y el entrenador deportivo, sin haber verificado-consultado la veracidad de los hechos".

INSPECCIÓN VISITARÁ EL CENTRO PARA RECORDAR PAUTAS

Ante esta situación, la Inspección se ha puesto en contacto con el centro educativo para insistir en que "bajo ningún concepto se puede hacer pública la identidad de las personas que han dado positivo" y ha anunciado que visitará el centro para recordar las pautas "rigurosas" que se deben seguir en estos casos de comunicación.

Aunque se trata de un caso "excepcional", este mismo jueves por la mañana la Dirección Territorial de Educación de Alicante, en una reunión que ha mantenido con directores y directoras de los centros educativos de la provincia, ha recordado que la Ley de Protección de Datos "obliga a preservar la identidad de los menores en todo momento y máxime si cabe en un tema tan delicado como es la Covid-19".

Artículo Anterior Artículo Siguiente