La localidad valenciana de Alzira ha pasado de 370 a 418 casos por cada 100.000 habitantes en una semana, hasta un total de 191 activos, por lo que hace un llamamiento a "reducir al máximo las relaciones sociales".
Así lo pide el alcalde, Diego Gómez, tras la reunión semanal de la dirección general de Salud Pública con los responsables de sanidad de los municipios para conocer los datos actualizados de los últimos siete días.

Solo en los tres últimos días hay 50 nuevos positivos en Alzira hasta un total de 191 casos activos de coronavirus. El segmento de población más afectado es la franja 15-29 años, informa el consistorio en un comunicado.

Estas cifras "no son positivas" a pesar de la adopción de medidas restrictivas desde el jueves de la semana pasada. A esto se suma la preocupación por la evolución de la pandemia en toda la comarca, ya que se puede ver afectada la atención sanitaria.

Por todo ello, el Ayuntamiento apela a que los vecinos actúen con precaución y responsabilidad, siguiendo las medidas de higiene y distanciamiento, y recomienda reducir la movilidad a lo estrictamente necesario. "En estos momentos es fundamental la colaboración de todos; solo juntos podremos conseguirlo", ruega el alcalde.

Alzira también advierte sobre la proliferación de Covid-19 en toda La Ribera (Valencia): el 95% de municipios del departamento de salud tiene más de 300 casos per cada 100.000 habitantes y el 50% superan los 500. En total hay 1.850 activos en la comarca.

65 INGRESADOS, 15 EN UCI

El Hospital de La Ribera, en Alzira, tiene un total de 65 personas ingresadas por coronavirus, 15 de ellas en la UCI, donde han aumentado las camas en torno a un 20%.

Según los datos de la Conselleria de Sanidad, esta área de salud está en nivel 3 de alerta; es decir, transmisión comunitaria no controlada y sostenida que excede la capacidad de respuesta del sistema.

En este escenario, el Ayuntamiento de Alzira se mantiene "pendiente" a la decisión que tomen este viernes tanto el 'president' de la Generalitat, Ximo Puig, como la consellera, Ana Barceló, sobre nuevas medidas en municipios.

Entre las restricciones decretadas la semana pasada en Alzira está el cierre de parques y jardines en el casco urbano y en las escuelas, la clausura de dependencias municipales, la atención solo con cita previa, las instalaciones deportivas sin público, la actividad federada a puerta cerrada, el protocolo Covid en el cementerio o la suspensión de los talleres de cultura.

Mientras, la actividad académica obligatoria (escuelas e institutos) continúa con normalidad. La Policía Local intensifica los controles para asegurar el cumplimiento de las medidas vigentes hasta el próximo sábado 14 de noviembre, ya que no respetarlas comporta sanciones económicas.

Artículo Anterior Artículo Siguiente