Un total de 20.268 personas mayores fallecieron en residencias durante la primera ola de la pandemia por el Covid-19, según el borrador de un informe de la Secretaría de Estado de Derechos Sociales, dependiente del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, en el que califican lo que sucedió en estos centros como una "tormenta perfecta".

De los 20.268 fallecidos, el 51% (10.364 fallecimientos) estaban confirmados mediante prueba o análisis serológico, mientras que 9.904fallecimientos se notificaron como "con síntomas compatibles" con la Covid-19, según el estudio, al que ha tenido acceso Europa Press y que se ha elaborado a partir de las aportaciones del Grupo de Trabajo Covid-19 y Residencias.

Además, el documento estima como "plausible" un rango entre el 47% y el 50% de afectación en residencias respecto al total de fallecimientos por la enfermedad Covid-19 en la primera oleada.

Este dato situaría el caso español "en unos parámetros intermedios", similares a los de Irlanda del Norte (52%), Francia (49%), Israel (45%) o Suecia (47%); por debajo de Bélgica (64%), Irlanda (63%) o Canadá (85%) y por encima de Reino Unido (41%), Portugal (40%) o Alemania (39%).

Artículo Anterior Artículo Siguiente