La final de la Copa de Mosqueteros entre el serbio y el español será el capítulo 56 del duelo más repetido de la historia del tenis



Nunca antes un tenista acarició su decimotercer título en un mismo grand slam, como persigue hoy Rafa Nadal. Enfrente, Djokovic llega después de una serie de 37 victorias seguidas este año, si se exceptúa el partido de Nueva York en el que fue descalificado por el pelotazo a un juez de silla.

Y, por encima de cualquier aliciente, asoma la primera oportunidad de Nadal de alcanzar al ídolo que lleva 20 años venerando. Por devoción sincera o estrategia para quitarse presión, ha pasado toda su carrera construyendo un pedestal a los pies de Roger Federer, el artista que a su tenis sinfónico añadió 20 grand slams. Si gana este domingo, Nadal igualará ese récord a los 34 años, cinco menos de los que tiene el suizo, a quien las lesiones amargan esta temporada.

Por cuarto año consecutivo, por decimotercera vez en sus dieciséis participaciones, el tenista español será uno de los dos jugadores que se disputen el título de campeón. Y nunca ha caído. Hoy, a partir de las 15.00 horas, el desenlace.

Artículo Anterior Artículo Siguiente