Así lo ha confirmado el propio piloto en sus redes sociales, confinado en su casa desde que salieron del Gran Premio de Francia, donde se cayó en la tercera vuelta.

«Desafortunadamente, esta mañana me he levantado y no me encontraba bien. Los huesos me dolían y tenía un poco de fiebre. Llamé al médico de inmediato y me hicieron dos pruebas. La PCR rápida salió negativa, como el test que pasé el jueves. Pero la segunda, cuyo resultado me ha llegado esta tarde a las cuatro, es positiva desafortunadamente», explica el italiano.

«Me apena mucho tener que ausentarme de las carreras en Aragón. Quisiera ser optimista y confiar, pero creo que par ala segunda carrera en Motorland también será un 'no apto'», prosigue.

«Estoy triste y enfadado porque he hecho lo posible para respetar las normas y el protocolo y aunque el test del jueves fue negativo, me autoconfiné en cuanto llegué de Le Mans. De todas formas, esto es lo que hay y no puedo hacer nada por cambiar la situación. Seguiré las instrucciones médicas y espero sentirme bien pronto».

Artículo Anterior Artículo Siguiente