La Policía Nacional detuvo el pasado lunes en Valencia a una mujer de 39 años, de origen búlgara, como presunta autora de un delito de lesiones, tras apuñalar a su pareja en el glúteo con un cuchillo de cocina.

Tras asistir al herido, de origen rumano y de 49 años de edad, los agentes comprobaron que la víctima tenía en vigor una orden de alejamiento sobre su novia, por lo que también fue detenido por un supuesto delito de quebrantamiento de condena.

Los hechos ocurrieron en torno a las once y media de la noche, cuando la Sala 091 recibió una llamada de un vecino que manifestaba que un amigo suyo había sido apuñalado por su pareja.

Los agentes que acudieron al lugar de los hechos, tras acceder al domicilio, observaron como la supuesta agresora portaba un cuchillo de cocina con una hoja de 15 centímetros ensangrentado, por lo que inmediatamente la detuvieron.

Inmediatamente, la patrulla policial asistió de urgencia al varón que presentaba una hemorragia severa en el glúteo izquierdo, taponándola y debido a la gravedad lo trasladaron al Hospital General.

Realizadas las gestiones oportunas con las bases de datos de la Policía, se comprobó que al varón le constaba una prohibición de acercarse a menos de 50 metros de la mujer dictada, por el Juzgado de Violencia sobre la mujer de Valencia, motivo por el cual fue detenido por un supuesto delito de quebrantamiento de condena y trasladado a dependencias de Policía Nacional.

Según las investigaciones policiales, el varón no pudo solicitar ayuda por sí mismo, ya que la presunta agresora no le dejaba salir del domicilio. Ambos han pasado a disposición judicial, constándole antecedentes policiales tan solo al herido.

Artículo Anterior Artículo Siguiente