Agentes de la Policía Nacional han detenido en la localidad de Benidorm (Alicante) a un hombre acusado de un presunto delito de falsificación de moneda tras ser arrestado con casi 1.000 euros en billetes falsificados que intentaba pasar en diferentes comercios de la localidad.
El detenido intentó abonar una consumición en un céntrico bar de la ciudad con un billete de 50 euros, pero al dárselo al camarero, este se percató de que el billete era falso y cuando se lo dijo al cliente huyó a la carrera, sin darle tiempo a reaccionar, ha informado la Policía Nacional en un comunicado.

Justo en el momento en el que el camarero salió a la calle persiguiendo al detenido, un agente fuera de servicio de la Policía Nacional de la Comisaría de Benidorm destinado en la Policía Judicial pasaba por la misma calle haciendo deporte. El policía, al percatarse de los hechos, salió en persecución del presunto autor y le dio alcance pocos metros después.

Una vez retenido el hombre, el agente se puso en contacto con sus compañeros de servicio, que se personaron en el lugar y colaboraron en la detención. Los policías descubrieron que el arrestado portaba en la cartera casi 1.000 euros en billetes de diferentes valores y presuntamente falsificados.

En un primer estudio preliminar pudieron comprobar que presentaban pequeñas incorrecciones en la tinta OVI, la banda holográfica y en el hilo de seguridad, aunque a simple vista se trataba de una falsificación de gran calidad.

El detenido, de 31 años de edad, ha sido puesto a disposición del Juzgado de Guardia de Benidorm.

Los agentes del Grupo III de la Policía Judicial de la Comisaría de Benidorm continúan las pesquisas destinadas a esclarecer si el arrestado pudiera haber distribuido más billetes en la localidad y si actuaba en solitario o formaba parte de un grupo criminal itinerante.

Artículo Anterior Artículo Siguiente