“Lo tuve y ahora dicen que estoy inmunizado”, lanzó el mandatario estadounidense de 74 años ante una multitud de miles de seguidores, de los que pocos llevaban tapabocas. “¡Me siento poderoso!”

“Voy a caminar en esta multitud (…) besaré a todo el mundo, besaré a los hombres y las magníficas mujeres”, añadió entre risas.
El equipo médico de Trump anunció que había dado negativo a covid-19 y que no era contagioso poco antes de su viaje a Florida, el primero de cuatro estados claves que planea visitar esta semana para intentar reducir la ventaja de Biden en los sondeos, en la recta final hacia las elecciones presidenciales de Estados Unidos del 3 de noviembre.

Exhibiendo un ímpetu innegable una semana después de salir del hospital, Trump abordó los temas habituales de su campaña: la “tramposa” Hillary Clinton y la prensa “corrupta”, y advertencias alarmistas contra la “izquierda radical” y la “pesadilla socialista”.

Artículo Anterior Artículo Siguiente