El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha pedido al líder del PP, Pablo Casado, su apoyo al estado de alarma con la propuesta de que el Consejo Interterritorial de Salud lo revise en cuatro meses, el próximo 9 de marzo, para levantar la medida en caso de que sea posible.

Casado ha respondido a la propuesta de Sánchez subrayando que los ciudadanos "no quieren más bandazos" y ha insistido en que el jefe del Ejecutivo pretende "eludir el Parlamento", aunque ha vuelto a tender su mano para lograr un acuerdo. "Por mí no quedará", ha añadido.

Pedro Sánchez ha elevado esta propuesta al líder del PP en la sesión de control del Congreso, un día antes de que las Cortes debatan la prórroga del estado de alarma hasta el 9 de mayo de 2021.

La oferta del jefe del Ejecutivo, según ha explicado, pasa por una primera revisión el 9 de marzo por parte del Consejo Interterritorial de Salud.

Si dicho órgano en el que están el Gobierno y las comunidades estipula que no es necesaria ya la alarma, el Ejecutivo revisará su decisión.

En caso de que el Consejo Interterritorial diga que son necesarios otros dos meses, el Gobierno la mantendría -ha apuntado- hasta el 9 de mayo como está planteado.

"El Gobierno de España está por la unidad y la unidad significa escuchar y tender la mano", ha dicho Sánchez antes de explicar a Casado su propuesta para pedirle su apoyo a la prórroga.

El líder del PP, sin embargo, ha reclamado a Sánchez "rectificar y ser humilde" y "abandonar los pactos" con los "radicales". "Menos cesarismo de ordeno y mando", le ha dicho.

Antes ha lamentado que a pesar de que el Gobierno había hablado hace pocos días de una situación estable, Sánchez ha impulsado un estado de alarma de seis meses "sin control parlamentario ni judicial que desborda el Estado de derecho".

Además, ha considerado que al jefe del Ejecutivo "le ha dado tanta vergüenza esta cacicada" que "ni siquiera" es él quien acude este jueves a las Cortes a defender la declaración del estado de alarma.

Pablo Casado ha asegurado que su partido "no ha dejado de arrimar el hombro" y que apoyó dos meses la alarma cuando las cifras eran "las peores" del mundo. Ha propuesto planes económicos y sanitarios pero, sobre todo, ha insistido en defender su "plan B jurídico" para no tener que recurrir a la alarma.

Tras recordar que llevan seis meses proponiendo dicho plan jurídico, Casado ha insistido en pedir a Sánchez que la prórroga del estado de alarma sea de ocho semanas, "el doble" de lo que están aprobando casi todos los países europeos, un periodo que, además, "evitaría la movilidad en los tres puentes que hay y salvaría las navidades".

En su réplica, Sánchez ha acusado al PP de "cometer error tras error" en su estrategia de oposición.

Ha criticado que Casado haya "denigrado" el instrumento constitucional del estado de alarma y lo haya llegado a calificar de "dictadura constitucional". "O es dictadura o es constitucional, señor Casado", ha señalado.

Sánchez ha insistido en su propuesta a Casado, con la que espera encontrar un amplio apoyo a esta alarma que, ha asegurado, sigue siendo el mejor instrumento para luchar contra el coronavirus.

Después de escuchar al líder del PP, el jefe del Ejecutivo ha insistido en dejar su oferta encima de la mesa. "Ahí está la propuesta, espero que ustedes la acepten", ha dicho.

El presidente, además, ha defendido que su Gobierno lleva luchando de forma "contundente" contra la pandemia desde que estalló, y lo está haciendo "con todas las armas constitucionales" en "cogobernaza" con las comunidades autónomas.

Ha celebrado que haya una oposición que haya optado por el diálogo y la crítica constructiva, y ha expresado su agradecimiento a quienes ya han decidido apoyar la prórroga; en contraposición, ha lamentado la posición del PP.

Artículo Anterior Artículo Siguiente