Prisa anunció la venta de su filial editorial Santillana, considera como la joya de la corona del grupo, al grupo finlandés Sanoma Corporation por 465 millones de euros en metálico una vez descontada una deuda neta de 53 millones.

“Queda excluida de la operación la actividad privada y pública de Santillana en Latinoamérica, que se seguirá desarrollando por Prisa, indirectamente, a través de Santillana. Asimismo, Santillana mantendrá la propiedad de todas sus marcas, suscribiendóse, en la fecha de cierre de la Operación, un acuerdo de licencia exclusiva a favor de Sanoma para la utilización, entre otros derechos, de las marcas ‘Santillana” y ‘Loqueleo’ en la Unión Europea, excluyendo Portugal, y de la marca ‘Richmond’ en España”, indicó.

La venta de Santillana está supeditada a la reestructuración de la deuda, a las autorizaciones regulatorias preceptivas y al visto bueno de los accionistas.
El grupo de medios de comunicación Prisa dijo el lunes que ha alcanzado un acuerdo de compromisos básicos o “lock-up” para reestructurar deuda sindicada por 1.148 millones de euros con un grupo de acreedores que representan el 80% de este pasivo, al tiempo que anunció la venta de la parte española de su filial editorial Santillana por 465 millones de euros.

 


Artículo Anterior Artículo Siguiente