Un horario intempestivo, una fría noche otoñal parisina, un joven italiano sin complejos y con ganas de hacer historia. El español Rafa Nadal (N.2) se sobrepuso a los elementos para citarse con el argentino Diego Schwartzman en semifinales de Roland Garros después de derrotar a Jannik Sinner (75º) 7-6 (7/4), 6-4, 6-1.

Tras un primer set decidido al ‘tie-break’, el 12 veces ganador del Grand Slam parisino se apuntó los dos siguientes con más comodidad para clasificarse a su 13ª semifinal en París.

Después de dos horas y 49 minutos de partido, Nadal cerró su pase a semifinales minutos antes de la 1h30 de la madrugada parisina. Nunca antes en la historia de Roland Garros un partido había concluido tan tarde.
‘No es lo ideal’

“No es lo ideal, sobre todo por la temperatura, pero es lo que hay”, zanjó el español, quien se congratuló por “ir de menos a más” este miércoles y por haber ganado “un partido difícil ante un buen jugador”.

“He venido con objetivos ambiciosos pero estar en semis es siempre un buen resultado”, afirmó.

Artículo Anterior Artículo Siguiente