La población intentaba salir de la capital gala, antes del toque de queda de las 9 de la noche y del inicio del confinamiento domiciliario, la medianoche de este jueves. Los miles de coches apenas se mueve en todas las direcciones hasta donde alcanza la vista.
Artículo Anterior Artículo Siguiente