La reforma integral de la depuradora de Villena "eliminará malos olores y proporcionará agua recuperada de calidad para los regantes", según ha destacado este martes la consellera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, Mireia Mollà.

Mollà ha hecho estas declaraciones durante la visita a las obras de mejora de la estación de depuración de aguas residuales (EDAR) de la localidad, según un comunicado de la Conselleria.

Las obras en la planta de Villena, que contemplan, entre otras actuaciones, el incremento de la capacidad en un 24 %, la dotación de un sistema completo de tratamiento terciario para eliminar nutrientes y la instalación de energía renovable, minimizarán el impacto sobre el municipio y mejorarán la calidad del agua para favorecer su reutilización.

"La depuradora de Villena estrena una nueva etapa como instalación moderna, automatizada y eficiente que beneficia de forma directa a los vecinos y vecinas, a los regantes y al medio ambiente", ha señalado Mollà.

La consellera ha valorado las actuaciones de pretratamiento y tratamiento terciario por filtración y desinfección ultravioleta, que permitirá a la Comunidad de Regantes de Villena y del Alto Vinalopó la reutilización directa del agua tratada para riego, sin necesidad de aplicar tratamientos adicionales.

Durante el recorrido, la titular autonómica de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica ha comprobado el progreso de la reforma integral de la planta que da servicio a una población de 34.000 personas, pero que, una vez finalizada, tendrá capacidad que le permitiría atender a unos 24.000 habitantes más.

Las obras, que empezaron en junio de 2019 y que, de acuerdo a las previsiones, finalizarán en otoño de 2021, ya han ejecutado los dos nuevos reactores biológicos y un nuevo edificio de control.

Actuaciones que materializan la renovación completa de las instalaciones para atender a una demanda reiterada de los vecinos para minimizar los olores y de los regantes para mejorar la calidad del agua tratada.

Mollà se ha referido, además, al parque solar de autoconsumo de energía de origen renovable de la EDAR.

La instalación fotovoltaica cumple con las recomendaciones del nuevo Decreto Ley de energías renovables que impulsa la implantación de este tipo de proyectos en los equipamientos públicos.

La remodelación adapta el sistema de tratamiento a las nuevas exigencias que establece la Directiva del Consejo Europeo sobre eliminación de nutrientes en zonas sensibles, como la declarada Acequia del Rey, haciendo compatible el vertido con los parámetros de calidad de la norma europea, según la nota de prensa.

La actuación supone una inversión total de unos siete millones de euros y está cofinanciada por la Unión Europea (UE) a través del Programa Operativo del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) de la Comunitat Valenciana 2014-2020.
Artículo Anterior Artículo Siguiente