Durante el pasado mes de septiembre, la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil en la Comunitat Valenciana puso a disposición judicial como presuntos autores de delitos contra la seguridad vial a un total de 158 conductores, la mayoría por hacerlo bajo los efectos de bebidas alcohólicas o por conducir sin permiso o licencia.

En concreto, los agentes actuaron contra 90 conductores por conducir bajo los efectos de bebidas alcohólicas, 53 por hacerlo sin permiso o licencia, nueve por conducción temeraria, tres por conducir con drogas en el organismo, dos por exceso de velocidad y uno por abandono del lugar del accidente, ha informado el Instituto Armado en un comunicado.

Por provincias, en la de Valencia se actuó contra 23 conductores por carecer de permiso o licencia, 46 por conducir bajo los efectos del alcohol, uno por conducir con drogas en el organismo, uno por exceso de velocidad y cinco por conducción temeraria.

En la de Castellón, contra siete conductores por carecer de permiso o licencia, nueve conductores todos por conducir bajo los efectos del alcohol y dos por conducción temeraria.

Finalmente, en la provincia de Alicante, la Guardia Civil actuó contra 23 por carecer de permiso o licencia, 35 por conducir bajo los efectos del alcohol, dos por conducción temeraria, dos por conducir con drogas en el organismo, uno por exceso de velocidad y uno por abandono del lugar del accidente.

Artículo Anterior Artículo Siguiente