Mapfre obtuvo un beneficio neto de 450,4 millones de euros durante los primeros nueve meses del ejercicio 2020, lo que representa un descenso de 2,7%, debido al impacto de la crisis del Covid-19, de los terremotos de Puerto Rico, del tifón de Japón y del saneamiento del fondo de comercio del negocio de asistencia en 2019.

Los ingresos de la compañía alcanzaron los 19.051 millones de euros entre enero y septiembre, lo que supone un 11,9% menos que en el mismo periodo del año anterior, mientras que las primas se redujeron en la misma proporción (-11,9%), hasta los 15.550 millones de euros.

A tipo de cambio constante y descontando el efecto de la póliza bienal de Pemex (México) que se emitió en 2019, la reducción del volumen de primas sería del 3%, según ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Mapfre ha explicado que la evolución de las magnitudes económicas más relevantes se debe enmarcar en el contexto de la crisis del Covid-19, que ha supuesto una ralentización de la actividad económica y el confinamiento temporal de la población en la mayor parte de los países en los que opera.

En este sentido, ha hecho referencia a los impactos directos en las unidades de seguros, principalmente en decesos en España, y en Vida-Riesgo en Brasil y el resto de Latinoamérica.

También ha apuntado a los siniestros relacionados con la pandemia en Mapfre RE o a la caída de los ingresos financieros consecuencia de la presión sobre las rentabilidades y los menores ingresos por dividendos y por inmuebles.

Esta situación ha dado lugar a un entorno macroeconómico adverso, con caídas relevantes de los mercados bursátiles, descensos continuados en los tipos de interés, y depreciaciones significativas de monedas frente al euro, principalmente el real brasileño, peso mejicano y dólar estadounidense.

La ratio combinada del grupo al finalizar el mes de septiembre se situó en el 95,2%, con una mejora de 1,1 puntos porcentuales. Mapfre ha añadido que hay una reducción de la siniestralidad, especialmente en automóviles, en países como España, Estados Unidos o Turquía, aunque se ha incrementado en otros ramos como en multirriesgo empresarial y decesos en España.

Los fondos propios de Mapfre ascendieron a 8.412 millones de euros, un 5% menos que en diciembre del año pasado, aunque desde el final del primer trimestre, fecha en la que por primera vez afloran los impactos de la Covid-19, han crecido 552 millones.

Asimismo, los activos totales se situaron en 68.816 millones de euros, un 5% menos que al cierre de 2019, como consecuencia de la caída de los mercados bursátiles, la depreciación de las monedas y la reducción de la actividad.

La ratio de Solvencia II se situó en el 184%, con un 86% de capital de máxima calidad (nivel 1). Según la compañía, estos niveles destacan su "solidez, resiliencia y capacidad de gestión continuada".

El consejo de administración de Mapfre ha acordado abonar un dividendo a cuenta de los resultados del ejercicio 2020 de 5 céntimos brutos por acción, que será entregado el próximo 22 de diciembre.

La aseguradora ha asegurado que esta decisión se ha tomado teniendo en consideración las recomendaciones de los organismos de supervisión. Con este pago, la compañía habrá destinado este año 2020 un total de 416 millones de euros a retribuir a sus accionistas

Artículo Anterior Artículo Siguiente