El delantero del Hércules CF, Manu Garrido, quien llega cedido del Leganés, afirmó este jueves, durante su presentación oficial, que el mejor destino posible para mejorar y desarrollarse como futbolista es el equipo alicantino.

El delantero, de 19 años, destacó que en Alicante se ha encontrado “un gran club, magníficos compañeros y una gran ciudad” y se mostró convencido de que se sentirá “muy cómodo”.

Garrido, que por vez primera abandona Leganés, dijo que salir de casa supone “un plus de motivación y una aventura” y aseguró que lo que le convenció para jugar en el Hércules fue “el proyecto ilusionante” que le ofreció Carmelo del Pozo, director deportivo.

“Sé que hay magníficos futbolistas y que será complicado ganarse el puesto”, señaló Garrido, quien dijo no sentir “presión” y confió en “aportar todo lo posible para ayudar al equipo”.

“Puedo darle al equipo fuerza, aguantar balones y llegada al área”, explicó el madrileño, quien admitió que la lesión de su nuevo compañero Benja Martínez puede despejarle el camino a la titularidad, si bien precisó que “con él o sin él tengo que intentar jugar lo máximo posible”.

Artículo Anterior Artículo Siguiente