Concretamente, la jornada del viernes 9 pasaron por las playas de Levante, Poniente y Mal Pas 12.437 usuarios, mientras que 9.259 lo hicieron el sábado día 10. El domingo se cerró con 12.102 bañistas, mientras que el Día de la Hispanidad se alcanzó el pico de usuarios del Puente con 12.575 personas. En total, las playas han registrado 46.373 usuarios durante las cuatro jornadas del Puente, detallan desde el consistorio.

El primer edil ha recalcado que "estos números son el reflejo de cómo ha funcionado el Puente de Octubre en la ciudad, en el que las plazas hoteleras abiertas han registrado una ocupación muy elevada, incluso en algunos casos del cien por cien".

Toni Pérez señala, en un comunicado, que, "aunque los resultados están lejos de las cifras previas a la pandemia, este puente ha confirmado una vez más que Benidorm es un destino líder incluso en situaciones adversas, capitalizando mercados y oportunidades, como es el caso del turismo procedente del interior de la Comunidad Valenciana, que durante estos días se ha decantado principalmente por Benidorm".

"La buena climatología ha propiciado que durante estos días personas residentes en otras comunidades autónomas hayan elegido Benidorm para pasar este Puente", ha agregado.

Toni Pérez ha adelantado que "una vez finalizado el Puente de Octubre, la última gran cita anual de nuestras playas, los arenales de Benidorm van a mantener el sistema de parcelas y también el servicio de socorrismo, que en nuestra ciudad está operativo 11 meses al año". Además, se mantienen los horarios de apertura de las playas, la franja de paseo de 6 metros desde la orilla, así como la vigilancia policial.

Asimismo, ha informado que "tras el puente, y en vista a la previsible minoración de usuarios, han dejado de prestar servicio el personal de control que desde la reapertura de las playas el 15 de junio se han encargado de controlar los accesos y aforos, ofreciendo también al usuario toda la información sobre la modulación y operativa implantada en nuestras playas para hacerlas totalmente seguras y confortables, y asegurando además el baño a todas las personas".

En la primera jornada sin este personal, el alcalde ha destacado "el comportamiento modélico que están teniendo todas aquellas personas que se han acercado hoy a nuestras playas, respetando en todo momento la operativa del sistema de parcelación y las normas de uso que han funcionado en los últimos cuatro meses".

"EL CIVISMO VA A SEGUIR IMPERANDO"

Toni Pérez se ha mostrado "convencido" de que "el civismo va a seguir imperando en nuestras playas, ya que los usuarios han interiorizado que este sistema y estas normas son la mejor garantía para disfrutar de una jornada totalmente segura".

Finalmente, el alcalde ha adelantado que "se trabaja ya en la nueva modulación de las playas que operará a partir de las próximas semanas, coincidiendo con el cambio al horario de invierno".

Artículo Anterior Artículo Siguiente