El estudio de investigación, realizado por parte de la empresa FACSA y la Agencia Valenciana de la Investigación, ha detectado, en la última muestra de las aguas residuales de la ciudad, un récord de material genético del virus. Hay que recordar que el estudio que se presentó en julio tiene datos desde el mes de abril y sirve para, entre otras cosas, prevenir nuevos rebrotes y conocer la importancia que pueden tener. Desde el Consistorio se recuerda que esta herramienta preventiva está funcionando, ya que hay que recordar que los análisis de la segunda semana del mes de junio detectaron que el rastro genético había desaparecido y así continuó durando varias semanas, apareciendo de nuevo, pero con datos poco significativos, y notándose un aumento la semana del 13 de octubre y una subida significativa en la última semana analizada, la del 20 de octubre.

Este estudio de investigación, del que Alcoy forma parte, nos ha permitido conocer diferente información. Por un lado, por ejemplo, que el virus no se contagia desde las aguas residuales, que después de que estas aguas pasen por la depuradora, ya no quedan rastros de corononavirus o que, como se ha indicado, la presencia de material genético indica que estamos frente a un rebrote de la enfermedad en la ciudad. En la última muestra recogida durante la semana del 20 de octubre, el material genético que se ha detectado ha sido el más alto hasta el momento.

El concejal de Obras y Servicios, Jordi Martínez, destaca la utilidad de esta herramienta: «El estudio de las aguas residuales detecta con anterioridad a otra información, como son las pruebas PCR o el aumento de ingresos en los hospitales, como está evolucionando esta segunda oleada de la Covid-19 en la ciudad. El seguimiento de las próximas semanas nos ayudará a saber si las nuevas medidas que se han impuesto están funcionando cuando los resultados todavía no serán visibles en los centros sanitarios, así que seguimos atentos a las muestras trasladando la información a las autoridades sanitarias tan pronto como la tengamos en nuestras manos».

Desde el Ayuntamiento se recuerda también que la situación en la ciudad está empeorando, aunque tengamos cifras comparativamente mejores que otras poblaciones, por lo que hay que tomar conciencia de la evolución ascendente de la pandemia y la necesidad de seguir empleando las herramientas que tenemos a nuestro alcance: la mascarilla, la higiene de manos y, sobre todo, y de manera especial, el distanciamiento social para protegernos tanto personalmente como de manera colectiva.

Artículo Anterior Artículo Siguiente