Meritxell Budó, ha reconocido que el ejecutivo se plantea avanzar hacia medidas más restrictivas. "Está sobre la mesa, el fin de semana es cuando hay más interacción", ha explicado en Catalunya Ràdio.
La pretensión, ir adoptando medidas restrictivas de manera gradual para evitar acabar en un confinamiento total como en la primavera. Desde la Generalitat, por otra parte, se ha criticado el estado de alarma decretado por el Gobierno por "insuficiente", al entender que no da los instrumentos al ejecutuvo catalán "para hacer todo lo que nos gustaría hacer" en la lucha contra la pandemia.

Entre estas medidas, por ejemplo, la posibilidad de que la Generalitat declarase el teletrabajo como obligatorio, o algún tipo de "confinamiento domiciliario" como el que se plantean precisamente para el fin de semana, lo que debería avalar la Justicia.

Artículo Anterior Artículo Siguiente