Así lo avanzó este jueves el presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig, en un encuentro con los agentes sociales (sindicatos CCOO y UGT y la patronal autonómica CEV) en el que les comunicó la intención de la administración autonómica de proponer esta medida para todo el territorio español y, si no es posible por la negativa de otras autonomías, para aplicarla en la Comunidad Valenciana con el fin de frenar los brotes de coronavirus.

El consejo interterritorial de Sanidad, en el que están representados el Ministerio a través de su titular Salvador Illa y los consejeros autonómicos, se reúne esta tarde para abordar las posibles medidas de contención de cara a los próximos meses ante el incremento importante de los contagios en varias autonomías. Según explicaron tras la reunión los participantes en el encuentro Salvador Navarro (CEV), Isamel Sáez (UGT) y Arturo León (CCOO), Puig les trasladó que se están estudiando las fórmulas jurídicas para poder aplicar ese toque de queda, que pasarían por una declaración de estado de alarma o por alguna otra alternativa. Manifestó que si no hay consenso planea que sea la propia Generalitat la que marque las restricciones.

Artículo Anterior Artículo Siguiente