El Hospital Universitario del Vinalopó de Elche se ha convertido en uno de los centros sanitarios de Europa más accesibles para las personas sordas gracias a la instalación de un sistema de reconocimiento de sonidos mediante inteligencia artificial.

La crisis del coronavirus ha generalizado el uso de mascarillas e incrementado la vulnerabilidad de los pacientes con diversidad funcional auditiva. De esta forma, el nuevo sistema Visualfy reconoce sonidos de emergencia como la alarma de incendios o el pitido de llamada de pacientes y los traduce en alertas visuales.

Estas alertas se muestran en un sistema de señalética especial situado en lugares estratégicos y en los propios móviles de los pacientes con diversidad funcional auditiva para garantizar que la notificación llega de manera directa, según un comunicado del Hospital del Vinalopó, gestionado por Ribera Salud y perteneciente a la red de departamentos de salud públicos de la Comunitat.

Esta tecnología ya está disponible en dos espacios especialmente sensibles del citado centro hospitalario, como Urgencias y Otorrinolaringología, y está previsto ampliarla a otras dependencias del hospital a lo largo del próximo año

Por otra parte, el Departamento de Salud del Vinalopó cuenta con un plan de atención a la diversidad funcional para garantizar la accesibilidad de la atención sanitaria a todos sus pacientes.

En este sentido, los pacientes con diversidad funcional auditiva que acuden al centro ya pueden ser atendidos por un intérprete en lengua de signos tanto en la recepción como en las visitas médicas. También con bucles magnéticos que permiten ampliar los sonidos para personas usuarias de audífonos y otros dispositivos auditivos.

Artículo Anterior Artículo Siguiente