Los Reyes, la Princesa de Asturias y la Infanta Sofía han presidido este lunes en el Patio de la Armería del Palacio Real un acto, casi īntimo, de la Fiesta Nacional, reducido a un formato exprés por la pandemia en el que ha faltado hasta la cabra de La Legión. Al acto han asistido todos los miembros del Gobierno excepto la ministra de Exteriores, que se encuentra en Bruselas. Para el vicepresidente Pablo Iglesias, esta ha sido su primera Fiesta Nacional, pues hasta ahora se había negado a asistir.
La ceremonia ha transcurrido con el ruido de fondo de los gritos procedentes de la Plaza de Oriente, donde miles de personas con banderas de España han abucheado al Gobierno y han gritado «Vivas» al Rey y han ovacionado a la Familia Real. También se han oído pitidos contra el Gobierno y gritos de «asesinos», «fuera», «Sánchez dimisión» y «Libertad».

Artículo Anterior Artículo Siguiente