Centenares de personas participaron en las concentraciones que tuvieron lugar anoche en Santander, Barcelona y Burgos contra las medidas para frenar el avance del coronavirus. En Santander cientos de personas se manifestaron para protestar en contra del toque de queda decretado para frenar la expansión del coronavirus, que terminaron con disturbios, ocho detenidos y un agente de Policía Nacional herido.

En Burgos, donde el presidente de Castilla y León, ha hecho un llamamiento a la "serenidad", se produjeron graves incidentes con la quema de contenedores y destrozos del material urbano, mientras que en Barcelona, 12 personas resultaron detenidas, dos de ellas menores de edad, y 20 mossos d'esquadra resultaron heridos, ninguno de ellos de gravedad, en los violentos incidentes que se registraron anoche. 

Artículo Anterior Artículo Siguiente