El partido se jugó ante 2.500 espectadores, que ocupaban el 5 por ciento del aforo. El empate no fue injusto. España estuvo mejor en el primer tiempo y Portugal se adueñó del segundo, en el que estrelló dos balones en el larguero.
La roja tuvo ocasiones muy pronto. Ya en el minuto 3 España pudo marcar en una acción colectiva, un balón que pasó por Canales y Dani Olmo y que plantó a Gerard Moreno ante Rui Patricio, que tapó muy bien el hueco con su cuerpo. La intensidad del juego que imprimió España permitió a la roja rondar el gol. Lo intentó Rodrigo Moreno en el 17 y luego otra vez Gerard Moreno en un balón que quedó muerto en el área.
La segunda parte empezó con tres cambios por equipo. Luis Enrique puso en acción al debutante Campaña junto a Merino y Gayà. Este último entró por el dañado Reguilón, que sale a lesión por partido con la roja.

El comienzo del segundo acto no tuvo nada que ver con el primero. En el minuto 48 Cristiano estrelló un balón en el larguero. En el 60 debutó por fin con la roja Adama Traoré. A la tercera fue la vencida después de que se cayera de dos convocatorias anteriores el ex de La Masía.
El partido terminó con una ocasión clamorosa de Joao Felix, que falló a puerta vacía lo que hubiera sido la victoria de su equipo.

Artículo Anterior Artículo Siguiente