La presidenta del PP valenciano, Isabel Bonig, ha exigido este lunes al 'president' de la Generalitat y líder del PSPV, Ximo Puig, que desista de la reversión a gestión pública del departamento de salud de Torrevieja (Alicante) porque "él mismo reconoce que los datos de la pandemia empiezan a ser preocupantes", así como que se comprometa a establecer líneas concretas para los ayuntamientos en los presupuestos de 2021.
Es el momento de remar todos en la misma dirección, después nos podremos plantear mil historias. Ahora no es el momento de aplicar el sectarismo y la ideología por encima de la salud de los alicantinos", ha aseverado tras reunirse con la alcaldesa de Calp, Ana Sala, y hosteleros y comerciantes de esta localidad.

Bonig ha apelado a la responsabilidad de Puig ante el anuncio de que la Generalitat recuperará la gestión del Hospital de Torrevieja cuando acabe el contrato con Ribera Salud en octubre de 2021, ya que "no se puede someter a un estrés laboral y emocional y a una inseguridad jurídica a 1.400 profesionales sanitarios en una de las comarcas más pobladas".

En esta línea, ha advertido que "si no hay una buena gestión sanitaria, es imposible una buena gestión económica" ante las previsiones de que "40.000 autónomos dejarán su actividad, el 50% del ocio nocturno cerrará y el 30% de los comercios también". Para evitarlo, ha vuelto a exigir que el Consell elimine el gasto superfluo para destinarlo a la alarma sanitaria y a la reactivación.

El PPCV propone medidas que van desde la bajada del IVA al turismo del 10 al 4%, la ampliación de ayudas ICO al turismo con fondos del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) "ahora insuficientes" o una demora con carencia de dos años más para la devolución de los préstamos ICO por parte de pymes y autónomos, ya que vencen en abril. "No entendemos cómo el Gobierno no ha solicitado fondos europeos para el turismo cuando es el principal sector", ha criticado Bonig.

También ha denunciado que "a día de hoy solo se han pagado 149.000 euros" del fondo de cooperación municipal de 40 millones para los 542 municipios de la Comunitat, ante el encuentro de este lunes entre el jefe del Consell y el líder de Cs en la Comunitat, Toni Cantó, para negociar los presupuestos de 2021 y tratar esta partida.

Esto supone, a su juicio, que los ayuntamientos están haciendo un sobresfuerzo con su dinero para atender todas las necesidades que "debería atender la Generalitat y que no lo hace". "Quiero escuchar la voz de los alcaldes y que Puig se comprometa a establecer líneas concretas para que puedan atender las necesidades derivadas de la Covid", ha exigido.

Mientras tanto, la 'popular' ha vuelto a reprochar que el 'president' está "más pendiente de cómo crecen sus asesores que de atender sus obligaciones: Este fin de semana ha contratado uno más y ya son más de 20 millones destinados a pagar asesores cuando los ayuntamientos adelantan el dinero".

Y ha garantizado, por contra, que su partido trabaja conjuntamente con los ayuntamientos ante necesidades como la "avalancha" de peticiones sociales, la limpieza en instalaciones municipales o medidas de reactivación: "Han ido asumiendo más y más competencias sin que el gobierno de Puig les haya dado más dinero".

Artículo Anterior Artículo Siguiente