El Gobierno español pronosticó el martes una contracción económica peor de la esperada inicialmente para este año por el impacto del coronavirus, aunque también espera un rebote mayor en 2021, año en el que el gasto público rondará los 200.0000 millones de euros con la aportación de fondos europeos para salir de la pandemia.

La ministra de Economía, Nadia Calviño, dijo que la proyección actual para el proyecto interior bruto (PIB) en 2020 es de una caída del 11,2% en 2020, peor que la predicción anterior de mayo del -9,2%.

Sin embargo, para 2021 el pronóstico se ha revisado al alza hasta un crecimiento del 7,2%, cuatro décimas por encima de la previsión anterior, aunque la ministra destacó que podría alcanzar el 9,2% gracias al fondo de recuperación de la UE.

Estas proyecciones acompañaron el nuevo techo de gasto aprobado por el Gobierno para 2021, la antesala para la elaboración de los presupuestos anuales, que necesitarán de alianzas para su aprobación en un parlamento muy fragmentado.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, dijo que el gasto no financiero para 2021 subirá en términos homogéneos un 7,2% a 136.779 millones de euros, pero si se suman transferencias por 32.862 millones para asumir el déficit de las regiones y de la seguridad social, y otros 27.436 millones en fondos europeos de recuperación, la cifra total alcanzará los 196.097 millones, un 53,7% más.

“La cifra habla por sí sola ... (y) refleja la ambición de este Gobierno para marcar un antes y un después en la configuración del presupuesto y abordar las transformaciones que necesita el país”, subrayó la también portavoz del Ejecutivo de coalición de izquierda.

En el apartado fiscal, las cifras que maneja el Gobierno son de un déficit del 11,3% en 2020 del PIB, superior al 10,34% que remitió a Bruselas en abril, aunque tanto para este año como para el que viene la Comisión suspenderá sus objetivos fiscales por la crisis del coronavirus. El pacto de estabilidad y crecimiento contempla entre otras cosas un déficit no superior al 3% del PIB.

En 2021, el déficit público mejoraría no obstante al 7,7%.

En términos de desempleo, las previsiones han mejorado hasta una tasa de paro del 17,1% y del 16,9% el que viene, con millones de españoles todavía acogidos a expedientes temporales de regulación de empleo (ERTE).

Artículo Anterior Artículo Siguiente