La decisión estaba tomada desde la tarde de ayer salvo rectificación completa de la Comunidad de Madrid. Por lo que ni siquiera se ha precisado que el presidente cancele su agenda. La reunión ha sido muy rápida. Antes de que comenzase el Gobierno anunciaba una comparecencia del ministro de Sanidad, Salvador Illa, y del ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, para las 12.30. Asumiendo que el cónclave no excedería de la media hora. El Ejecutivo tenía elaborado ya el escenario desde la noche de ayer.

El Gobierno entiende que ya no hay margen para la negociación porque la urgencia es máxima, ya que se inicia en unas horas el puente del 12 de octubre y se quiere impedir las entradas y salidas en gran parte de la región con carácter inmediato. El Ejecutivo considera que no había voluntad real de negociación en la Comunidad de Madrid, ya que insistían en la Puerta del Sol en su propuesta de trabajar sobre zonas básicas sanitarias.

Artículo Anterior Artículo Siguiente