En un comunicado, ha rechazado el anuncio realizado por la consellera este martes en Torrevieja y ha reclamado que garantice que todos los trabajadores mantendrán sus condiciones laborales. Así se lo ha trasladado en una reunión tras la rueda de prensa donde ha confirmado la decisión de la Generalitat de no prorrogar el contrato con Ribera Salud.

Dolón (PP) ha mostrado su indignación por las formas de Barceló (PSPV) porque "no es de recibo que la máxima responsable de Sanidad acuda a Torrevieja sin ni siquiera hacer una llamada protocolaria al primer edil, además de convocar a las 11 para anunciar la reversión y, posteriormente informar a los alcaldes del área de salud de Torrevieja".

A su juicio, se trata de una falta de respeto porque "en ningún momento ha tenido la deferencia de comunicarlo a los máximos responsables de las ciudades que conforman este área de salud". "Una vez más, demuestra que la ideología es más importante para este gobierno del Botànic que la salud de los valencianos y de los vecinos de la Vega Baja".

Por todo ello, el alcalde ha tachado de tomadura de pelo la forma de "actuar, proceder y convocar" a los alcaldes del departamento de salud de Torrevieja.

"Hoy es un día muy triste para la ciudad de Torrevieja y para todos sus vecinos", ha lamentado al constatar que "la Conselleria de Sanidad no tiene una hoja de ruta ni nada concretado para el futuro del Hospital Universitario de Torrevieja, que actualmente es uno de los mejores gestionados no solamente de la Comunidad Valenciana, sino de toda España".

Artículo Anterior Artículo Siguiente