El serbio Novak Djokovic, número 1 del mundo, se clasificó este miércoles a sus décimas semifinales de Roland Garros después de derrotar 4-6, 6-2, 6-3, 6-4 al español Pablo Carreño (18º), que vuelve a estrellarse contra los cuartos de final del Grand Slam parisino.

De esta forma, ‘Djoko’ saldó su deuda consigo mismo después de haber sido descalificado ante el propio Carreño en octavos del US Open, cuando en una pérdida de control golpeó con una pelota el rostro de una juez de línea.

Djokovic, en busca de su segundo título sobre la arcilla parisina, que sería su 18º ‘grande’, se medirá el viernes por un puesto en la final con el griego Stefanos Tsitsipas (6º), verdugo horas antes del ruso Andrey Rublev (12º).

Con problemas físicos (molestias en su brazo izquierdo y una banda muscular en su cuello), el serbio logró al final superar a un Carreño que dio la sorpresa en el primer set.

Con ningún ace, 7 golpes ganadores, 16 errores no forzados, ‘Djoko’ cedió ante el asturiano su primer set en lo que va de torneo.

“Él no cometió muchos errores, los puntos fueron largos, muchos intercambios, comencé el partido un poco con dolores, pero luego encontré el ritmo y terminé concentrado en los puntos importantes”, explicó Djokovic desde el centro de la pista Central preguntado por la extenista francesa Marion Bartoli.
Concierto de gritos

En dos ocasiones el serbio llamó al fisioterapeuta para recibir masajes en su bíceps izquierdo. Pero poco a poco, entre gritos de cólera a veces, la mayoría de alegría, Djokovic fue destapando el tarro de sus esencias.
El serbio Novak Djokovic devuelve la pelota al español Pablo Carreño, en partido de cuartos de final de Roland Garros, el 7 de octubre de 2020 en París

El serbio Novak Djokovic devuelve la pelota al español Pablo Carreño, en partido de cuartos de final de Roland Garros, el 7 de octubre de 2020 en París© AFP Anne-Christine POUJOULAT

Así, se apuntó cinco juegos seguidos para abrochar el segundo set y ponerse 3-0 en el tercero. En el cuarto, Djokovic rompió el servicio para ponerse 4-3 y acabar sellando su 36ª victoria esta temporada, con la única derrota por descalificación ante Carreño en Nueva York.

Por el camino conquistó los Masters 1000 de Cincinnati y Roma, erigiéndose en el tenista con más torneos de esa categoría, con uno más que Rafa Nadal (36 por 35).

Mientras Carreño, cuartofinalista sobre la arcilla parisina en 2017, no pudo convertirse en el 13º español en llegar a semifinales de Roland Garros en la era Open, para el serbio será su 38ª presencia entre los cuatro mejores de un Grand Slam.

Descartada la final española en esta edición de Roland Garros, el duelo por el título y por la carrera por el mayor número de ‘grandes’ entre los dos favoritos Nadal-Djokovic está un paso más cerca.

En caso de alzarse con el trofeo, Djokovic se convertiría en el primer tenista de la era Open, y sólo el tercero de la historia tras los australianos Rod Laver y Roy Emerson, en coronarse en al menos dos ocasiones en cada uno de los cuatro torneos de Grand Slam.


Artículo Anterior Artículo Siguiente