Los agentes de la Policía Local de Alicante han disuelto durante la noche del viernes al sábado una concentración de vehículos en la Ciudad de la Luz y 36 fiestas en viviendas por denuncias de quejas por ruidos en una noche.

El operativo organizado durante la noche se ha saldado con un total de 25 denuncias por desobediencia y sanciones a siete establecimientos por no cumplir las medidas sanitarias y de seguridad para hacer frente al Covid, ha explicado el Ayuntamiento en un comunicado.

La Policía ha tenido que disolver una concentración de vehículos en Ciudad de la Luz, desalojar grupos de jóvenes en la playa del Postiguet, y acudido a 36fiestas en viviendas por denuncias de quejas por ruido de particulares realizando mediciones en Alicante.

Los agentes policiales han denunciado a un total de siete establecimientos de hostelería y restauración por no guardar las distancias entre mesas y clientes e incumplir los horarios de cierres, de los cuales cuatro fueron notificaciones realizadas por la unidad de Aperturas. Asimismo se han producido concentraciones de jóvenes donde ha tenido que intervenir en la playa del Postiguet para desalojarlos.

La Policía Local ha impuesto esta noche 15 denuncias por no usar la obligada mascarilla, acudió a un total de 36 fiestas en viviendas por quejas de ruido realizando ocho mediciones y ha disuelto una concentración de carreras de vehículos que ha tenido lugar de madrugada en la Ciudad de la Luz, identificando a todos los asistentes.

Además, la Unidad de Atestados e Investigación de Accidentes ha denunciado a un total de ocho personas por infracciones de tráfico y ha instruido durante la madrugada tres diligencias judiciales por conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas, tres administrativa y una de tóxicos.

Los agentes de policía han realizado también tres atestados judiciales por carecer de carnet de conducir. En uno de ellos se ha denunciado a dos menores interceptados en la avenida de Padre Esplá.

Sobre este último caso, los policías localizaron un vehículo con dos ocupantes que, al observar la presencia policial que les dio el alto, se dieron a la fuga, dejando el vehículo abandonado a la altura de la rotonda del Dragón.

Los agentes lograron detenerlos comprobando que ambos no tienen carnet de conducir y fueron trasladados a la Jefatura de Policía Local para instruir las diligencias por un presunto delito contra la seguridad vial, y localizar a sus padres.

Por último entre las incidencias atendidas esta noche la Policía Local también ha acudido para coordinar tres emergencias una en un incendio, en la avenida de la Estación con una palmera ardiendo pasada la una de la madrugada, la segunda en la avenida de Ramón y Cajal para la apertura de una vivienda en la que se auxilia a una mujer de ochenta años por una caída en el domicilio, y la última en la calle Sol Naciente, con un joven de nacionalidad inglesa, que ha sufrido un brote esquizofrénico, y ha tenido que ser trasladado a un centro hospitalario.

Artículo Anterior Artículo Siguiente