Disney anunció este lunes una restructuración de sus divisiones de medios y entretenimiento en la que, dados los cambios que ha forzado el coronavirus, asegura que su «foco primordial» estará en su servicio de streaming.

Así, para acelerar su estrategia de Empresas Disney+ productos directamente al consumidor, tiene previsto centralizar su negocio de medios de comunicación y concentrarlo en una sola organización que será la responsable de la distribución de contenido, venta de publicidad y de su plataforma Disney +.

La decisión de Disney se produce después de que la pandemia del coronavirus haya asestado un duro golpe al sector de los cines y haya llevado a que la mayoría de sus consumidores se decante por opciones de plataformas digitales y servicios de streaming.

Para el pasado mes de agosto, Disney ya contaba con 100 millones de suscriptores en sus diferentes servicios de streaming, más de la mitad de ellos clientes de la plataforma Disney +.

Sólo la semana pasada, el inversor Dan Loeb, de Thirs Point Capital, había pedido al consejero delegado de Disney, Bob Chapek, que invirtiera más fondos en el contenido de Disney +.

Como parte de su restructuración, Disney ha promocionado a su antiguo presidente de juegos y publicidad en la división de productos del consumidor de la compañía, Kareem Danies, que ahora supervisará el nuevo grupo de distribución de entretenimiento y medios.

Así, tendrá que asegurarse de que el streaming continue siendo rentable para Disney, mientras continúa apostando por esta modalidad, por lo que estará al frente de todos los servicios de streaming de la empresa y de la red de canales de televisión.

Disney cada vez depende más de Disney +, puesto que las salas de cine no han podido recuperarse de varios meses de cierre tras el inicio de la pandemia. La venta de entradas ha sido particularmente baja en cines estadounidenses, donde el sector ha tratado de abrir las salas a finales de agosto.

En los últimos meses, se ha visto forzado a retrasar varios estrenos en la gran pantalla, incluyendo la superproducción de Marvel «Black Widow», o la esperada «Soul» de Pixar, que ahora se estrenará directamente en Disney + el próximo mes de diciembre.

Además, aun se desconoce qué beneficios ha reportado la popular «Mulan», que tampoco pudo estrenarse en cines y que se vendió a la división de Disney + por 30 millones de dólares.

Por su parte, Alan Horn y Alan Bergman seguirán estando al cargo de los estudios de Disney, Peter Rice continuará a la cabeza del grupo general de entretenimiento y James Pitaro permanecerá en el puesto de encargado del contenido deportivo, mientras que todos ellos trabajarán bajo el mando directo de Bob Chapek.

«Dado el enorme éxito de Disney + y nuestros planes de acelerar los productos que llegan directamente al consumidor, estamos posicionando nuestra compañía de manera estratégica para apoyar nuestro crecimiento de manera efectiva», explicó Chapek en un comunicado.

«Gestionar la creación de contenido y por otro lado la distribución nos a permitir ser más efectivos y ágiles a la hora de crear el contenido que quieren los consumidores, en el formato en el que prefieren consumirlo», agregó.

Artículo Anterior Artículo Siguiente