Una reversión que ve como un "desprecio" a la iniciativa privada cuando hace más falta que nunca, ha criticado en declaraciones remitidas a los medios después de que la consellera de Sanidad, Ana Barceló, haya confirmado en Torrevieja que no se renovará la concesión a Ribera Salud cuando acabe el contrato en octubre de 2021.

Cantó ha cuestionado que sea necesario un departamento completamente público cuando la Sindicatura de Comptes estimó en un 30% el ahorro en el coste con la gestión privada, "un dinero que se ahorraban los valencianos y que ahora tendrán que pagar".

También ha recordado el proceso acometido en el departamento de La Ribera, en Alzira (Valencia), con su reversión desde 2018, ya que "todos los números indican un crecimiento de las listas de espera y de los contratos para dar el mismo servicio".

"En el momento económico que afronta ahora la Comunitat Valenciana no se puede despreciar ni alejar a la iniciativa privada, todo lo contrario: potenciar la colaboración", ha defendido el síndic 'naranja'.