El español Pablo Carreño (18º ATP), semifinalista del último US Open, batió con rotundidad al argentino Guido Pella (37º), por 6-3, 6-2 y 6-1, este jueves para alcanzar los dieciseisavos de Roland Garros, en los que se enfrentará a su compatriota Roberto Bautista (11º).

“No esperaba que fuera un partido tan cómodo, he jugado muy bien desde el principio hasta el final. El nivel ha sido muy alto. Guido no está al 100% todavía, después de lo que le pasó en Estados Unidos no ha vuelto a tomar ritmo”, analizó Carreño en videoconferencia.

En una exhibición, el asturiano solo concedió una bola de break, que Pella no aprovechó, y acertó con 6 de las 11 que tuvo.

Pleno de confianza, “en esta pista solo soy inferior a Nadal”, declaró tras superar la primera ronda, Carreño logró además seis saques directos y ganó el 86% de sus puntos con el primer servicio.

“Me faltó todo; actitud, físico y tenis. Es el momento de parar la pelota y ver lo que mi cabeza piensa para hacer en el futuro próximo”, señaló Pella.

La segunda mejor raqueta argentina tras Diego Schwartzman reconoció estar en un bache, después de ser excluido del Masters 1000 de Cincinnati a finales de agosto por el positivo al coronavirus de su preparador físico.
Roberto Bautista sirve una bola durante su partido contra el francés Richard Gasquet en la primera ronda del torneo de Roland Garros, el 29 de septiembre de 2020 en París


“Mi físico y mi tenis no cambiaron, hoy jugué con un rival de categoría excelente. Fue Top-10, le respeto muchísimo, cuando jugamos es durísimo. Vengo de semanas duras, es un problema de actitud y de tener ganas de sufrir en cinco sets”, confesó Pella.

“Estoy anotado en todos los torneos de aquí a fin de año pero me voy a tomar unos días para ver qué voy a hacer. Tomaré un tiempo para ver si vuelvo a tener ganas”, añadió el argentino, muy afectado.

Ahora Carreño jugará por una plaza en octavos con Bautista, también en gran forma, que batió al húngaro Attila Balazs (86º) con rotundidad; 6-3, 6-1 y 6-2.

“La semana pasada no jugué en Hamburgo para descansar, llevaba cinco semanas seguidas (Cincinnati-US Open-Roma), me ha venido bien, estoy fresco. No he entrenado todo lo que me gustaría, solo tres días antes de venir, pero tengo muy buenas sensaciones”, dijo Carreño.

Artículo Anterior Artículo Siguiente