Barcala ha criticado, en declaraciones a los medios, que se apliquen medidas restrictivas en Elche pero se permita el paso de un municipio a otro, lo que ha generado que parte de la ciudadanía haya acudido a Alicante para realizar actividades de ocio que se encuentran prohibidas en la ciudad ilicitana debido a la evolución de la pandemia.

"Seguimos reivindicando medidas a la Generalitat, pedimos que module por territorios para evitar que se den situaciones un tanto absurdas, dado que la movilidad lo que permite es que se salten esas restricciones yendo al municipio de al lado", ha explicado Barcala, quien ha añadido que "se trata de un absurdo, puesto que por querer arreglar un problema, se termina complicando más las cosas".

Asimismo, el primer edil ha confirmado que el Ayuntamiento ha prorrogado también las medidas excepcionales a los locales de hostelería, en concreto, con el uso de las terrazas. Barcala ha defendido ante los periodistas que las terrazas son la medida "más eficaz" para que los negocios puedan seguir trabajando durante la pandemia y no "cierren la persiana".

Barcala ha asegurado que la disponibilidad de estos veladores permiten "un mejor control" por la colaboración de las empresas y porque facilita el trabajo de la Policía, mientras ha aprovechado para condenar que los locales de ocio no puedan disponer de sus terrazas con las mismas medidas sanitarias.

"El cierre de las terrazas de los locales de ocio, cuando otras siguen abiertas, lo único que provoca es que haya más fiestas privadas, más botellones, y lo que ha ocurrido este pasado fin de semana, que se produzca un trasvase de una población a otra", ha lamentado.

Al respecto, Barcala ha querido matizar que "no se imponen restricciones así porque sí", y ha indicado que "lo responsable sería llevar un cierto control" para que esas medidas no sean necesarias en Alicante. "No se ponen restricciones porque sí, hay que ser responsables, dado que de la misma manera se podrían aplicar en Alicante si se producen los mismos repuntes o los mismos rebrotes", ha aclarado.

Por último, Barcala ha insistido en hacer un llamamiento a la responsabilidad ciudadana, y ha vuelto a reclamar "más control" sobre las terrazas en vez de cerrarlas para canalizar toda la demanda que hay por parte de la ciudadanía.

"RESPONSABILIDAD CIUDADANA"

A preguntas de los periodistas sobre qué medidas propone el Ayuntamiento de Alicante para evitar el paso de ciudadanos de una población a otra, Barcala ha indicado que "no se trata de una competencia municipal" y ha declarado que, además de apelar a la "responsabilidad ciudadana", reforzarán las medidas de seguridad y los controles policiales para asegurar que se cumple la distancia social y el uso obligatorio de la mascarilla.

"Me da igual que una persona que esté consumiendo sea de dónde sea, lo que sí vamos a reforzar serán los controles para que no haya aglomeraciones", ha matizado Barcala, quien ha explicado que el Ayuntamiento sigue estudiando medidas de tipo fiscal ante la petición que ha hecho el sector del ocio nocturno de la ciudad de Alicante para intentar paliar los efectos económicos que sufre el colectivo derivados de la pandemia de la Covid-19.

"Es evidente que hemos ido ayudando al colectivo en la medida de lo que hemos podido hacerlo", ha dicho Barcala y ha añadido que habrá más ayudas de pagos al alquiler de los locales de cara al próximo año: "Estamos estudiando todas las medidas".