El grupo español de construcción y servicios ACS dijo el miércoles que entre enero y septiembre registró un beneficio neto de 477 millones de euros, lo que supone un recorte de casi el 38% con respecto al año anterior por el impacto que tuvo la pandemia en sus cuentas y en particular en el tráfico de las autopistas de su participada Abertis.

El grupo dijo en un comunicado a la CNMV que el resultado operativo bruto (EBITDA) cayó un 17% a 1.994 millones, con una caída de las ventas del 5,5% a 27.204 millones.

“El EBITDA se ha visto afectado por el impacto en la contribución de Abertis”, dijo ACS, que no obstante destacó que el tráfico de las autopistas se recuperó en verano tras levantarse el confinamiento del país a finales de junio.

Artículo Anterior Artículo Siguiente