«Ayer fui agredido por Pablo Casado. Dijo cosas indignas e inaceptables. Dijo que el PP había pagado un tributo de sangre y que personas como yo lo estaban pisoteando. Me causó absoluta perplejidad», ha declarado esta mañana en EsRadio.

«¿Y lo de decirme que el PP me había dado de comer? ¿Que me había dado trabajo? ¿Qué concepción de la política es esa? ¿Yo en el país vasco era un empleado o había sido elegido por los ciudadanos y me estaba jugando el tipo, amenazado por ETA?», ha añadido.

Abascal ha reconocido que el tono duro de Casado le ha afectado en el terreno personal: «Ahora no puedo seguir hablando bien en privado y en público de Casado. Me siento traicionado en la amistad. Estoy indignado con él». Ahora bien, ha añadido, «la política no va de eso» y no lo llevará al terreno político.

Artículo Anterior Artículo Siguiente