El Premi de les Lletres de la Generalitat por el 9 d'Octubre, el poeta Marc Granell, ha reivindicado, en nombre de todos los galardonados, que el pueblo valenciano es ahora "la única esperanza cierta y digna de este mundo: esa sociedad civil que invita a abrir futuros posibles donde habitan las tinieblas".
Con este mensaje ha llamado a la unidad en el acto institucional por el Dia de la Comunitat Valenciana, en un año marcado por el coronavirus, tras la entrega de la Alta Distinción de la Generalitat al pueblo valenciano y a todos los sectores que siguen en primera línea.

Este traductor y escritor valenciano de 67 años ha puesto como ejemplo su trayectoria y la de otros autores "contra viento y marea" para recordar cómo "la historia ha obligado en demasiadas ocasiones al pueblo valenciano a avanzar hacia la búsqueda de su identidad plena contra vientos y mareas bien potentes". "Y así lo ha sabido hacer", ha exclamado.

Como ahora con la pandemia, "ese viento, esa marea trágica e inusitada que asola el mundo", el pueblo valenciano "ha sabido mantenerse firme, plantar cara y pecho para salvar su existencia misma". "Un tiempo en el que la muerte nos ha visitado y continúa haciéndolo, en el que el dolor y el miedo nos llena de incertezas la vida entera", ha lamentado.

"¿EN QUÉ MANOS ESTAMOS?"

En este escenario, Granell ha proclamado que "a veces, perplejos, nos preguntamos en qué manos estamos", un mensaje con el que ha rechazado las "peleas de tantos políticos" mientras una crisis sanitaria asola el mundo.

Pero, afortunadamente, ha contrapuesto esta postura con la de los otros premiados, todos los trabajadores esenciales, a los que ha agradecido que sigan defendido la vida de todos y ayudando a vivir "lo más normalmente y plenamente posible".

Como poeta, ha agradecido el honor que supone recibir el Premi de les Lletres "en representación de una generación de escritores que supo unirse y alzarse". Y echando la vista atrás, ha rememorado que es una tarea a la que se vio "impelido con todo el amor desde bien joven", hace más de 50 años, y que ha supuesto el eje principal de su vida "acompañado de voces amigas y queridas".

Marc Granell ha puesto en valor el ejemplo de amor a la cultura y la sabiduría y bondad que le aportaron sus padres y el camino "largo de versos y esperanza" con sus compañeros, "hacia la defensa de una lengua y literatura entonces poco más que moribundas. "Entre todos, en los años setenta lo conseguimos, a la vista de la efervescencia literaria, con tres generaciones conviviendo y produciendo obras de gran calidad, contra viento y marea", ha aseverado.

En su trayectoria destaca como integrante de la revista 'Cairell', que se convirtió en una concentración generacional de escritores que, con la antología 'Carn fresca' (1974) y los Premis Octubre, enmarca los primeros pasos de la generación de los 70 en València.

Este poeta valenciano tuvo una intensa actividad como editor y promotor de actividades culturales sobre la literatura de la Comunitat, además de trabajar por dignificar la traducción o la poesía para niños. Fue reconocido con el Premi Vicent Andrés Estellés (1976), el Premi Ausiàs March (1979) y en tres ocasiones el Premi de la Crítica dels Escriptors Valencians: 1991, 1992 y 2016.

PREMIOS A LOS QUE NO HA PARADO

Las distinciones de la Generalitat de este año, para los sectores que han trabajado contra la pandemia, las han recogido representantes de cada uno de ellos. Por el sanitario ha acudido la especialista en Medicina Interna del departamento Marina Baixa Concepción Benito, por el sector de los servicios sociales, María Ángeles García en nombre de la fallecida por coronavirus Encarna García; por el sector agroalimentario, la agricultora Salu Cerezo; por el sector del transporte, la transportista Mireia García; por el sector de limpieza y recogida de residuos, la gerente del consorcio Castelló Sud-València Nord, Silvia López.

En representación del sector de seguridad, la voluntaria de Protección Civil de Castelló Lorena Fores; por el educativo, el presidente de la Asociación de Directores de Infantil y Primaria, Ginés Pérez; por el de la administración, Gustavo Gardey; por el de la ciencia y la innovación, la investigadora Juana María Delgado; por el de empresas reconvertidas, la empresaria Lidia Sempere; por el cultural, la programadora de Aldaia, Francis López; por el de medios de comunicación, Juan Carlos Cárdenas, y Alberto Guerrero por el de las entidades solidarias.

En cuanto a la Alta Distinción, que ha recaído en el pueblo valenciano, han participado como representante de los niños Tania Ferrer, de Xàbia; de los jóvenes Vicente Dalmau, de Burjassot; por los adultos Losar Bretó, de Benicarló, y Rafael López de Carlet por la "gent gran", Rafael López, de Carlet.

OLTRA: "NOS ESTAMOS REDESCUBRIENDO COMO PUEBLO"

La vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, ha abierto el acto citando a Ausiàs March, con el verso 'Bullirà la mar com la cassola al forn", del poema 'Veles e vents han mos desigs complir', y ha comparado la "gran tribulación" en la que escribía el poeta hace 600 años con el "desconcierto, el temor o la tristeza que nos acompaña desde hace meses".

Oltra se ha referido a la "venerable sala" del Saló de Corts del Palau de la Generalitat, desde la que "los rostros de los valencianos antiguos nos contemplan gravemente". "Son ojos de nuestro pasado que nos observan y nos interpelan a seguir avanzando hacia un futuro de igualdad, libertad y fraternidad. Y cómo no, también de sororidad", ha señalado en un discurso trufado de referencias a personajes históricos, como Jaume Roig, que dedicó su cuarentena por la peste a escribir 'L'espill'.

Así, ha considerado que este 9 d'Octubre se celebra en "circunstancias excepcionales", pero que "no es la primera vez que los valencianos hemos tenido que hacer frente a las desgracias que nos han puesto a prueba, desde la DANA que nos golpeó el año pasado, la riada del 57, las diversas epidemias de cólera del siglo XIX, o las más mortíferas de peste que asolaron el Reino de Valencia hace centenares de años".

"De todas ellas, el pueblo valenciano se ha rehecho con sacrificio y determinación", ha indicado, al tiempo que ha señalado "ahora, de nuevo, un organismo al límite de la vida nos está poniendo la vida al límite". "Nosotros, los seres humanos, muchas veces tan soberbios, nos estamos enfrentando a nuestra vulnerabilidad, a nuestra fragilidad", ha manifestado.

En esta línea, ha defendido que "estamos reencontrando y alternando nuestras prioridades". "Estamos viendo como las actividades esenciales para la vida las tenemos delante de los ojos y son muy simples, y al mismo tiempo, eternamente atávicas: criar, cuidar y curar", ha señalado.

"Y nos estamos redescubriendo como pueblo, porque estamos entendiendo el sentido profundo de no ser nada si no se es pueblo. Pueblo formado por más de cinco millones de valencianas y valencianos que, de manera colectiva e individual, estamos mostrando responsabilidad, solidaridad y fortaleza", ha indicado.

Oltra ha concluido su discurso con referencias a dos protagonistas del día, "el amor" por la festividad de Sant Dionís, y el poeta Marc Granell, Premi de les Lletres. "El amor, como diría Dante, que mueve el sol y las estrellas", y que "nos mira, y en palabras de Marc Granell, nos ilumina en las tinieblas". "Este amor es el que ha inspirado a los premiados" del 9 d'Octubre.

Artículo Anterior Artículo Siguiente